Archivo

Bilingüismo: una década perdida / Opinión

El mundo avanza hacía la educación bilingüe, pero en Bogotá se pierden becas y empleos.

01 de mayo 2015 , 07:20 p.m.

En Bogotá la falta de enseñanza bilingüe en los colegios oficiales agudiza la brecha de inequidad social y profundiza la diferencia entre la educación privada y la pública.

Mientras el mundo avanza hacía la educación bilingüe para formar profesionales competitivos, en Bogotá se pierden becas y empleos por ausencia del bilingüismo en la educación pública.

Como respuesta al debate que realicé el 22 de abril, el secretario de Educación aseguró que “… efectivamente en Bogotá las condiciones para que nuestros niños, niñas y jóvenes que pasan por el sistema público de educación puedan hablar una segunda lengua de manera competente son en esta ciudad enormemente precarias”.

Así, esta alcaldía desaprovechó la oportunidad de fortalecer el programa que se inició hace diez años y que no ha mostrado resultados significativos.

Primero, de los 34.413 docentes del Distrito, solamente 782 docentes están certificados en nivel A2, B1 o B2 del Marco Común Europeo de Referencia. Ningún docente de la Secretaría está certificado en C1 o C2, los niveles mínimos aceptados para la enseñanza.

Segundo, de los 385 colegios oficiales, 16 tienen “educación bilingüe”. Aunque algunos con esfuerzo propio han logrado mostrar buenos resultados, el puntaje promedio para 2014 en las pruebas de inglés está solo un punto por encima del promedio distrital. Se han invertido 19.000 millones y el impacto es mínimo.

Tercero, la alcaldía desarrolló 101 aulas de inmersión. Adecuaron espacios con tableros digitales para que voluntarios de otros países realicen actividades en idiomas extranjeros. Sin embargo, no se garantiza la enseñanza de una segunda lengua o bilingüe. Por un lado, son actividades extracurriculares opcionales y no beneficia a todos los estudiantes. Por otro, la mayoría de voluntarios no tiene profesión de licenciatura ni metodología de enseñanza.

Finalmente, de acuerdo con el Banco Mundial, los diez primeros países con clima amigable para hacer negocios tienen el inglés como lengua materna o segunda lengua, y el 40 por ciento de la producción académica del mundo y el 80 por ciento de la información disponible en la red está escrita en inglés.

Es por esto, que el próximo alcalde debe priorizar la enseñanza de segunda lengua y abonar el camino para la educación bilingüe.

MIGUEL URIBE TURBAY
Concejal de Bogotá, D. C.
@MiguelUribeT