Archivo

'Yo no maté al jaguar, solo me tomé una foto con él por 'cheveridad' '

EL TIEMPO entrevistó a Pedro Luis Gutiérrez Ruiz, el hombre señalado de cazar al animal en Chocó.

notitle
01 de mayo 2015 , 06:16 p.m.

Luciendo arrepentido y autodenominándose como un 'amante de los animales', Pedro Luis Gutiérrez Ruiz, el hombre que el miércoles de la semana pasada publicó en su cuenta de Facebook imágenes en las que exhibía como trofeo un jaguar muerto, salió a desmentir las acusaciones que lo vinculaban con el asesinato del animal.

Gutiérrez, quien tiene 25 años y vive en Bahía Solano, Chocó y dice que no mató al jaguar, que no sabía que esta especie se encuentra en vías de extinción ni que su caza ocasiona una multa de hasta 500 salarios mínimos mensuales y cárcel de 1 a 3 años.

Además, según el Código Penal colombiano, en caso de que la justicia llegara a determinar que se incurrió en actividades como la apropiación, introducción, explotación, transporte, mantenimiento, tráfico, comercio, exploración o beneficio por la caza, podría ser recluido en prisión de 48 a 108 meses. Por otro lado, también recibiría una multa de hasta 35 mil salarios mínimos mensuales legales vigentes. (Lea: Nuevo caso de sacrificio de felino en vías de extinción)

Ruiz dijo que se trató de una broma para ‘chicanear’ con sus amigos y seguidores de Facebook, pero nunca pensó que las fotografías tuviera la trascendencia que tuvo hasta el punto de que el Gobierno llegara a pedir que este hecho fuera investigado por las autoridades.

EL TIEMPO se comunicó con él, quien es estudiante de la Universidad de Medellín, y en exclusiva reveló detalles hasta ahora desconocidos sobre la muerte del jaguar, que ocasionó el rechazo no solo de organizaciones ambientales, sino también del país.

¿Por qué publicó esas fotos?

Fue en un paseo en el que yo venía por el río Atrato, de Turbo a Quibdó. En el viaje paramos en un caserío por el que íbamos y en ese momento pasaron unos indios y yo me tomé la foto con ellos. Claramente, en las fotos se ve al animal en una champa o lancha.

¿Cuándo sucedió?

Hace cinco o siete días fue que me encontré con esos indios y esperé dos días o tres días para publicar las fotos por Facebook.

¿Por qué ese comentario en el mensaje de la foto ‘Yo soy más bravo que él’?

Eso era como cuestión de un chiste, como para que la gente pensara que yo era bravo, pero no fue de malo. Mi hermana y casi toda mi familia son ambientalistas. Lo que yo hice no fue insultando a los animales o haciendo alguna alusión a ellos, nada.

Eso fue por 'cheveridad', porque me gusto, quería tomarme la foto y ya.

¿Qué piensa de lo que sucedió?

Pues es que ella (la periodista) no debió hacer esa acusación. La gente no va al fondo de las cosas, ella debió preguntarme a mí o esperar a saber quienes eran los que estaban allí o si yo había matado al animal, tan siquiera enterarse más de las cosas. Ella no debió denunciarme públicamente sin saber bien las cosas.

¿Y por qué cerró Facebook? Así cómo iban a poder comunicarse con usted.

Yo no lo cerré, me lo bloquearon. Yo al otro día que lo fui a abrir ya no pude, eso me lo bloquearon de una vez.

Entonces mi hermana me llamó y me dijo que estaba metido en un problema por unas fotos y me mando una nota que me habían publicado en El Tiempo con las mismas fotos que tomé.

Pero usted fue el que lo hizo público, ¿se arrepiente?

Claro, me dañaron mi reputación, mi vida. Imagínese que estarán pensando en la universidad. Ya todo el mundo cree que yo soy un mata animales, cuando yo no maté al pobre animalito.

¿Qué opina de las personas que mataron el jaguar?

Yo puedo decir que pudo haber estado mal, pero nosotros no sabemos las razones por las que ellos tuvieron que matarlo. Si tuviera las fotos las enviaría ya al público para que vieran que el animal atacó al indio y se iba a comer los animales de ellos.

¿Qué le ha dicho su familia sobre todo esto?

Todo el mundo está bravo conmigo, estoy en boca de todo el mundo, de todo el país. Pero yo ya les expliqué como había sido las cosas y ellos ya tomaron una actitud diferente.

¿Qué piensa de los mensajes que le han enviado?

Ya me daño fue la vida, nunca debieron hacer público eso. A ese animal lo cazaron y yo por chicanero e imprudente publiqué esas fotos.

Y de los comentarios de los ambientalistas y ciudadanos, ¿qué opina?

Pienso que son gente como cerrada, porque antes de comentar deberían cerciorarse bien de qué era lo que pasaba y cuál era el problema, en vez de estar comentando. Por eso es que hay tanto problema, porque la gente no se acostumbra primero a cerciorarse de las cosas y ahí sí a hablar, así no hubiéramos llegado al instante en donde va el problema. Ya me jodieron a mí la vida, porque no me llamaron o preguntaron qué estaba pasando.

¿Por qué se demoró tanto en ir a Codechocó?

Pues porque yo estaba paseando y cuando llegué a Quibdó me cuenta mi hermana todo el problema. Después hice presencia y si no había hablado es porque los medios no me gustan.

El mensaje era agresivo, era una afirmación de que usted había ayudado en la caza del animal.

¿Te has tomado la molestia de ver la foto? Yo estoy en chanclas, sin camisa, con una pantaloneta. Tiene que ser una persona muy cerrada para creer que una persona sin botas o camisa se va a meter a cazar a un animal. Creo yo que eso es entendible, ¿no?

¿Qué le dijeron en Codechocó?

Yo les presenté las fotos de donde los indios se comieron el animal, porque ellos le sacaron el cuero y se lo comieron. Ellos hicieron con el animal lo que quisieron, ellos verán.

¿Estaba nervioso cuando fue a Codechocó?

No, yo solo fui a explicar la situación.

Pero, ¿usted sabía qué cazar un animal silvestre puede representar una multa de hasta 500 salarios mínimos legales vigentes?

No, yo no tenía ese conocimiento. Primero no sabía que era un jaguar, por acá dicen que es un tigre, eso me dijeron. Yo no conozco los animales.

¿Por qué no sabía, si en Bahía Solano hay muchos animales silvestres?

No, yo nunca había escuchado del jaguar. Acá todo el mundo piensa que son tigres, todos son tigres.

PAOLA MORALES
MEDELLÍN