Archivo

El último día del zoológico Matecaña

La mayoría de animales irán a bioparque en Pereira.

notitle
30 de abril 2015 , 10:13 p.m.

Pereira. María Mercedes Sanz recorrió ayer por última vez el zoológico Matecaña en compañía de sus tres hijos. Caminaron despacio, sin afán; incluso, se quedó por un buen rato en su lugar preferido: el hábitat de los elefantes.

“Este sitio me trae muchos recuerdos porque es mi preferido desde que mis papás me traían cuando era niña”, rememoró esta pereirana con nostalgia.

Esta familia es una de las que visitaron el zoológico Matecaña en el último día en que estuvo abierto.
Después de 54 años, el que era como el parque El Salitre para los bogotanos o el Parque Explora para los ‘paisas’ o el zoológico de Cali para los caleños, cerró definitivamente sus puertas.

Ayer, en un acto simbólico, los representantes de la Sociedad de Mejoras, antiguos dueños del Matecaña, y del Instituto de Fomento y Promoción del Desarrollo Económico y Social de Pereira (InfiPereira) hicieron la entrega al ‘Infi’ de las llaves del zoológico, que no se acaba, sino que se transforma en el Bioparque Ukumarí.

El ‘Infi’ construye en el sector de Cerritos el nuevo bioparque, un zoológico de vanguardia donde los animales tendrán espacios más grandes.

Por 12.500 millones de pesos la Sociedad de Mejoras le vendió a InfiPereira la colección de animales y el good will (el prestigio) de este.

Silvio Humberto Ramírez, quien ha trabajado la mitad de sus 50 años en el zoológico, no pudo retener las lágrimas cuando trajo a su mente los momentos que vivió en este lugar.

“Llegué a Pereira desde el Caquetá y empecé haciendo oficios varios, pero después, como realicé cursos de soldadura en el Sena y sé de construcción, hice varios de los hábitats para los animales que iban llegando”, recordó.

InfiPereira ha contratado a 14 de los 60 empleados que tenía el zoológico, y Silvio no es uno de ellos. Otros 17 empleados se quedarán trabajando con la Sociedad de Mejoras en sus otros proyectos.

“Quiero seguir al lado de los animales. Cuando supe que se pensaba trasladar el zoológico al entonces parque temático de flora y fauna (hoy Bioparque Ukumarí), decidí prepararme y estoy estudiando Derecho”, contó Silvio, quien se desempeñaba como jefe de mantenimiento y era el presidente del sindicato de la Sociedad de Mejoras.

Marco Tulio Hernández, quien trabajó 30 años en el Matecaña, los últimos 17 como jefe de personal, contó que, incluso, vivió 15 años dentro del zoológico. “En esa época era necesario estar acá las 24 horas del día, porque había nacimientos de animales o se presentaban vendavales por las noches”, agregó.

‘Don Marco’, como lo conocen, ha sido también cuidador de animales, y es uno de los que más reconocen los animales porque con todos ha tenido contacto. “Yo les hablo mucho y seguramente por eso no les soy extraño. Hasta los gallinazos, que se comen el concentrado de las dantas, salen volando cuando me ven”, comentó.

El InfiPereira iniciará el traslado de los animales a finales de este mes. Sin embargo, solo el 70 por ciento de sus 524 animales será llevado al nuevo bioparque.
Los demás serán reubicados en otros zoológicos y otros, los que están muy viejos, tienen un futuro incierto.

FERNANDO UMAÑA MEJÍA
Corresponsal de EL TIEMPO