Archivo

Hay desconocimiento general del trabajo de las ONG de Antioquia

Las organizaciones no gubernamentales brindan soluciones integrales en diferentes temas sociales.

notitle
26 de febrero 2015 , 07:08 p.m.

Si hay algo que preocupa a las personas que trabajan con organizaciones sociales sin ánimo de lucro del departamento es el estigma y la imagen errónea que existe alrededor de ellas.

“El trabajo de las ONG no es asistencial, no es dar limosnas. Las ONG serias apuntan a la solución integral de problemas y contribuyen al desarrollo social”, dijo Sonia Gallardo Gómez, directora del Comité de Rehabilitación, organización social que hace parte de las más de 100 que conforman la Federación Antioqueña de ONG.

En el departamento, dichas entidades están dedicadas principalmente a temas de familia, niñez y nutrición, salud y rehabilitación, educación e investigación.

Y hoy, cuando se celebra el Día Mundial de las ONG's, tendrán Asamblea General, en la que, entre otras cosas, presentarán el balance del año anterior y compartirán ideas, planes y aprendizajes de las labores realizadas.

Por ejemplo, el Comité de Rehabilitación, con 43 años de experiencia en Medellín, desarrolla procesos de atención y formación para ofrecer productos y servicios a la población con algún tipo de discapacidad.

Según Gallardo, la labor que ofrecen se divide en dos: rehabilitación física y educación y formación para desarrollar habilidades y capacidades que permitan a esta población desenvolverse con éxito en el medio social. Anualmente se benefician, en promedio, 17.000 personas.

Sin embargo, dijo que entre las dificultades que tienen para realizar su trabajo está la falta de educación de la sociedad.

“Para ellos (personas con discapacidad) no es fácil encontrar oportunidades. Hacen falta procesos de inclusión exitosos: que los colegios o empresas ejecuten estrategias para que no sean tratados como diferentes”, expresó.

Entre tanto, Tatiana García Echeverry, directora ejecutiva de la Federación, resaltó las funciones y trabajo filantrópico de las ONG antioqueñas y aseguró que están comprometidas con un “mejor futuro” para Colombia, ya que algunas de estas también realizan su trabajo social en otras ciudades y comunidades del país.

La mayor dificultad que encuentra, según ella, es que para el 90 por ciento de las organizaciones la obtención de recursos no es una tarea sencilla, porque en Antioquia y en todo el país todavía no hay una cultura sólida de donación.

Aun así, valoró que eso no los detiene para ejecutar las labores propuestas.

Un 45 por ciento obtiene recursos a partir de la contratación con el sector público; el 40 por ciento lo hace por gestión propia (venta de servicios, fondo patrimonial); un 7 por ciento lo logra a través de la cooperación internacional –anteriormente era de un 18 por ciento pero Colombia, al ser catalogada como país de renta media, ya no es prioridad para los inversionistas extranjeros– y un 5 por ciento se financia, en parte, con recursos privados.

García agregó que entre los retos que tienen como Federación está trabajar por el fortalecimiento y sostenibilidad de las organizaciones.

“Algunas deben repensarse. El panorama es diferente al de hace 10 años, por ejemplo los temas tradicionales como equidad de género o inclusión ya están dentro de la agenda pública. Hay que incorporar otros programas para ser más sostenibles”, dijo.

Y la tecnología es un tema fundamental en esto. La Corporación Makaia, perteneciente a la Federación, trabaja para ayudar al fortalecimiento de otras organizaciones sociales y entidades sin ánimo de lucro, pues como dijo Catalina Escobar, su directora, “son fundamentales para las transformaciones de las sociedades” y su apuesta está en brindar orientación y formación en temas de innovación y uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

“La tecnología les permite ser más eficientes y eficaces, comunicarse de una mejor manera con sus grupos de interés, llegar a más personas, movilizar más recursos, entre otros”, opinó.

Igualmente, piensa que al hacer uso de las TIC la sociedad puede conocer más de las cosas que hacen, lo cual es importante para quitar la imagen distorsionada que pueden tener.

Es entonces como desde la Federación Antioqueña, consideran que muchas más organizaciones se podrían vincular para juntos desarrollar proyectos más sólidos y a largo plazo que apunten al mismo objetivo: un cambio real para brindar bienestar y mejor calidad de vida.

MÓNICA MARÍA JIMÉNEZ RUIZ
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN