Archivo

'Las motocicletas no son una pandemia'

No buscar culpables y entender que la seguridad vial no es contra los motociclistas sino para los motociclista, fueron unos de los mensajes del foro realizado el año pasado en Sao Paulo, Brasil.

notitle
28 de febrero 2014 , 03:54 p.m.

“Las motos han venido para quedarse. Las motos no son una pandemia, son una realidad y presentan muchas ventajas en términos de transporte. La movilidad en las ciudades es un sistema complejo del que depende la competitividad de las mismas y la calidad de vida de sus ciudadanos”.

Este es un aparte de la presentación del foro realizado en Sao Paulo (Brasil), el año pasado, promovido y organizado por la Corporación Andina de Fomento (CAF) y la OISEVI para generar una visión común sobre la seguridad vial de los motociclistas en la región de América Latina y el Caribe (ALC).

En el foro se plantearon diversas alternativas para prevenir y reducir la accidentalidad, una metodología de diseños de planes de seguridad vial y estrategias para enfrentar el fenómeno del mototaxismo.

A continuación, algunos aspectos mencionados en el Foro de Sao Paulo acerca de la Metodología de diseño de planes de Seguridad Vial.

“Las motocicletas no deben tratarse como un problema, son una realidad y tienen ventajas frente a otros modos de transporte. Hay que abrir el debate y reconocer el papel de las motocicletas en la movilidad.

“En este sentido, la metodología sugerida parte de la premisa que el sistema vial está diseñado para vehículos de cuatro ruedas, y propone cómo identificar medidas que permitan la convivencia entre modos de transporte con la participación activa de los actores involucrados.

“Un primer aspecto a tener en cuenta son los errores que deben evitarse en la gestión de una estrategia de seguridad para motociclistas que aspire a obtener resultados. No se debe buscar culpables: es imprescindible evitar prejuicios, el enfoque es una responsabilidad compartida

“No se sugiere entregar la responsabilidad del plan a una consultoría externa: los funcionarios son los que van a tener que aplicar el plan, por ello deben sentirlo como suyo. Lo importante del plan es el camino, el análisis, el debate, el conocimiento que se genera.

“El plan no es contra los motociclistas, sino para los motociclistas y estos deben ser parte activa en su formulación.

“Participación de todos los actores en la formulación del plan.

“Evitar el choque de intereses: intereses legítimos distintos para cada colectivo. Plantear el diálogo con peatones, ciclistas, automovilistas y demás usuarios de la vía.

“Priorizar la fluidez sobre la seguridad vial: la seguridad es innegociable.

“No adoptar iniciativas aisladas: la acción coordinada y la secuencia de acciones son la diferencia para obtener resultados.

“El plan es el acuerdo entre intereses, por ello es imprescindible partir de una visión del problema consensuada y un proceso compartido para la elaboración de acciones y un acuerdo de mínimos que configura el plan”.

Planes y medidas

Propuestas para incluir en planes y medidas de seguridad vial para motos.

Conducción segura: formación y educación.

Disminución de las prácticas de riesgo: normativas de vigilancia y control.

Minimización de los escenarios de riesgo: vehículos e infraestructuras más seguras.

Trabajo seguro en motocicletas.

‘Concientización’ a la sociedad sobre las motocicletas.