Archivo

Bolsos negros, muchos nunca es demasiado

Toda mujer tiene por lo menos uno. Son fáciles de combinar y multifuncionales.

notitle
28 de febrero 2014 , 03:47 p.m.

El negro es, por excelencia, el color básico-básico en todo clóset. “Es clásico, atemporal, funcional y versátil”, opina María Lucía Bravo, la experta de la marca de carteras Coach en Colombia.

Nunca podrá faltar un pantalón negro elegante, un jean ennegrecido, un saco azabache, un LBD (little black dress –vestido negro pequeño–), ropa interior de este tono y, por supuesto, una cartera negra… si es que se resiste a tener solo una. “Es un básico que siempre debe tener una mujer porque combina con todos los colores y le brinda elegancia a cualquier prenda”, dice el periodista de moda Juan Carlos Giraldo.

Además, es un bolso que se puede usar varios días a la semana y seguido. “Como es un color neutro, no compite con los otros colores de un atuendo”, opina Isabel Giraldo, diseñadora de bolsos y marroquinería de Vélez. “Es un ‘todero’ y permite que, para alegría de muchas, no se tenga que cambiar el bolso y pasar cada uno de los elementos que allí guarda todos los días”.

¿Cuántos son muchos?

“Una mujer debería tener mínimo tres diferentes bolsos negros: uno grande donde quepa el computador, la bolsa de cosméticos, las gafas...; uno pequeño o un clutch (sobre) para la noche y uno de fiesta con brillo para vestidos de gala”, dice Giraldo. Mientras que la experta de Coach opina que nunca son suficientes, pues “en todas las temporadas se imponen nuevas siluetas que no podemos dejar de tener y reinventan el look de cada mujer haciéndolo moderno e interesante”. Aun así, agrega que hay ciertos diseños que sirven para varias ocasiones como el Borough Bag que se transforma del día a la noche, de casual a elegante y está disponible en tres tamaños para todas las necesidades. “Se puede llevar a la oficina y salir en la noche a una comida”, agrega Bravo. Por esta razón es que ahora casi todos los bolsos, por más elegantes que sean, traen la doble función: correa de brazo y de cruzar removible.

Cómo se usan ahora

* Grandes o medianos, pero imponentes y a la vez livianos.

* En negro intenso (semibrillo) pero mate.

*Ni muy brillante ni envejecido, con look de gastado.

*Bandoleras: pequeños y de cruzar, como un carriel.

*Geométricos: se ven muy cuadrados o rectangulares. Las bolsas sin forma ya no van.

*Taches y placas doradas, pero no demasiado: “Ahora entre más simple es mejor, nada de herrajes extravagantes”, opina Bravo.

*Hoy y siempre: de muy buena calidad, ya que su uso es frecuente.

Cuidados de su cartera ‘todera’

Así no cambie de bolso todos los días y sin importar el color procure limpiarlo adentro para conservar el forro. Para la parte exterior, fíjese en las intrucciones de limpieza pues, de no ser de cuero, podría mancharlo.

REDACCIÓN EL TIEMPO
anagom@eltiempo.com