Archivo

Tercer año de Petro empezó con muy baja ejecución: Veeduría

Hay entidades como salud, que tienen cero ejecución en el primer mes del 2014.

28 de febrero 2014 , 01:00 p.m.

En el tercer año de gobierno del alcalde Gustavo Petro, la administración sigue teniendo problemas de planificación y programación para ejecutar el mayor de los presupuestos que ha tenido la ciudad (11,9 billones de pesos), al punto que hay entidades con cero ejecución como el Fondo Financiero de la Secretaría de Salud.

La Veeduría Distrital indicó que la Administración inició el año apenas con una ejecución presupuestal del 14 por ciento, es decir, de 11,9 billones de pesos que tiene para invertir, solo comprometió 1,6 billones.

Esa ejecución es inferior comparada con otros periodos similares de años electorales como el 2008 y el 2010, cuya ejecución presupuestal fue del 18 por ciento y 35 por ciento respectivamente, dijo la veedora distrital, Adriana Córdoba.

En un informe sobre el primer mes de ejecución de inversiones del 2014, la Veeduría señaló que las entidades con mayor ejecución fueron la Secretaría de Gobierno (62 por ciento y la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Bogotá (60 por ciento).
Las de peor ejecución fueron Fondo Financiero Distrital de Salud (0 por ciento), el Instituto de Desarrollo Urbano-IDU-( 1 por ciento), la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos -Uaesp- (3 por ciento) y la Secretaría de Movilidad (4 por ciento), entre otros.

También en este listado de las peores ejecutoras está la Contraloría de Bogotá, que no ejecutó ni un peso.

Por si fuera poco, además de los 11,9 billones de pesos que tiene para invertir el Distrito, cuenta con otros 3 billones que quedaron de reservas.

La baja ejecución muestra que "la administración sigue presentando dificultades en su capacidad institucional para ejecutar mayores recursos y que requiere un mejor aparato administrativo que se adecúe a los nuevos desafíos", manifestó la veedora distrital.

En su concepto, hay que ponerle el acelerador a la ejecución en el tercer año de gobierno del alcalde Gustavo Petro, y que el momento político que vive la ciudad debe ser independiente a las inversiones.

"La ciudad sí sabe para donde debe ir porque tiene un plan de desarrollo aprobado y se tiene que ejecutar hasta cuando haya uno nuevo. Tenemos el norte y los funcionarios deben mirar hacia ese punto. La institucionalidad hay que preservarla al margen de las discusiones políticas", manifestó la veedora Adriana Córdoba.

REDACCIÓN BOGOTÁ