Archivo

Víctimas de operación Génesis piden que Gobierno cumpla condena

Quedan diez meses para que se venza el plazo ordenado por la CIDH al Estado Colombiano

28 de febrero 2014 , 11:50 a.m.

Voceros de las víctimas de las violaciones de derechos humanos durante la operación Génesis advirtieron que dos meses después de la condena al Estado impuesta por la CIDH no se ha registrado ningún avance en el cumplimiento de las medidas de protección a esas comunidades.

Representantes de las comunidades del Cacarica, en Riosucio (Chocó), desplazadas por la acción de grupos paramilitares en colaboración con integrantes de las Fuerzas Armadas, señalaron que la Corte Interamericana de Derechos Humanos, dio un año de plazo para que se tomen decisiones para proteger a las víctimas y hasta ahora no se ha registrado el primer acercamiento para avanzar en esas decisiones.

Las víctimas presentaron hoy una propuesta para regresar a sus territorios y piden la construcción de viviendas en base de cemento, puestos de salud, centros educativos y una universidad y apoyo a proyectos productivos.

Igualmente señalaron que en la zona hay restricciones de comunicación, por lo que plantearon la construcción de antenas para tener acceso a la telefonía, fija, celular e internet. En la propuesta se incluye escribir un libro y filmar una película en los que se observe quienes fueron los responsables del desplazamiento.

El pasado 18 de diciembre la CIDH condenó al Estado colombiano y consideró que “es internacionalmente responsable por haber incumplido con su obligación de garantizar los derechos a la integridad personal y a no ser desplazado forzadamente, en perjuicio de los miembros de las comunidades del Cacarica, en Riosucio, departamento del Chocó, desplazados por acción de grupos paramilitares en colaboración con integrantes de las Fuerzas Armadas Colombianas".

También, por la muerte del líder comunitario Marino López, asesinado por los 'paras' del bloque Élmer Cárdenas exactamente cuando tropas del Ejército realizaban en la zona del río Cacarica una ofensiva por aire y tierra que determinó el desplazamiento de miles de afrodescendientes.

Es el mismo caso por el que la justicia colombiana condenó en el 2011 al general Rito Alejo del Río a 25 años de prisión. La Corte Interamericana dice que Colombia es responsable por la muerte de López por "la aquiescencia o colaboración que prestaron agentes de la Fuerza Pública para las operaciones de esos grupos, lo cual les facilitó las incursiones a las comunidades del Cacarica y propició o permitió la comisión de este tipo de actos crueles, inhumanos y degradantes". Mena fue decapitado, su cuerpo arrojado a un río y luego los asesinos patearon su cabeza.

Los jueces interamericanos señalaron en su sentencia que está demostrado que los 'paras' hicieron "operaciones conjuntas con el Ejército". La defensa de Colombia, que estuvo a cargo del abogado Rafael Nieto, negaba ese punto y señalaba que el desplazamiento de al menos 4.000 habitantes de la zona no fue producto de 'Génesis', sino de acciones de las Farc.

La Corte dice, al contrario, que "centenares de pobladores de la cuenca del río Cacarica se vieron forzados a desplazarse a Turbo, a Bocas de Atrato y a Panamá, donde permanecieron en diferentes asentamientos por varios períodos durante los cuatro años posteriores".

REDACCIÓN JUSTICIA