Archivo

Destitución e inahibilidad para 7 militares por 'falsos positivos'

Pertenecían al Batallón 41 de Soacha

28 de febrero 2014 , 08:37 a.m.

La Procuraduría General de la Nación destituyo e inhabilitó a siete miembros del ejército en Soacha, por la muerte de dos jóvenes en una vereda del municipio Cimitarra, Santander.

Entre los sancionados se encuentra el teniente coronel Wilson Javier Castro Pinto, teniente Eduar Antonio Villany, sargento viceprimero Jesús Eduardo Niampira; y los soldados Nelson Ospina Tabares, Juan Carlos Álvarez, Germán Augusto Oliveros y Benancio Puentes Guapacha. Todos quedaron inhabilitados por 20 años.

Los hechos por los que fueron punidos ocurrieron en 2008, durante la ejecución de la misión táctica Marfil, en la que se pretendía localizar, neutralizar y capturar a integrantes de organizaciones criminales que tenían estructuras dedicadas al narcotráfico y la extorsión. Allí resultaron muertas dos personas no vinculadas al grupo ilegal, y que vivían con sus familias en Bogotá, bajo la calidad de personas protegidas.

Según la investigación, las víctimas habrían sido manipuladas desde su condición de desempleados para trasladarse al lugar de los hechos, mediante el ofrecimiento de un supuesto empleo.

Además, se determinó que la operación no se había realizado en el sector correcto ni presentaba una situación de orden público que motivara la intervención del Ejército.

Finalmente, se estableció que se cubrieron los homicidios con una apariencia de legalidad mediante falsificación de documentos.

REDACCIÓN JUSTICIA