Archivo

'No me compete el ruido en los bares': alcalde de Chapinero

Mientras alcalde local dice no poder imponer sanciones a infractores, vecinos quedan desamparados.

notitle
27 de febrero 2014 , 10:40 p.m.

Las quejas ciudadanas por el volumen en establecimientos como bares y restaurantes en sectores como la zona G y la zona rosa, en Chapinero, están en el ‘limbo’. En cambio, la falta de sanciones a los responsables abundan.

MI ZONA entrevistó al alcalde local de Chapinero, Mauricio Jaramillo, encargado de una de las zonas de mayor concentración de comercio en la ciudad, para determinar a quién le corresponde el control.

¿Quién tiene la competencia de controlar el ruido?

Los alcaldes locales no tenemos la competencia, es exclusiva de la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA). Lo que hacemos es solicitar a la Secretaría que realice operativos para garantizarles a los ciudadanos su derecho al descanso, un derecho absolutamente importante para garantizar la convivencia.

¿Luego de esta medición de ruido, qué pasa?

La alcaldía local sigue su proceso de cumplimiento de la Ley 232, de verificación de uso de suelo. Pero quien puede sancionar es la SDA. Ellos deben emitir una sanción ambiental.

Entonces, ¿qué puede hacer la alcaldía local?

La alcaldía local vigila el uso de suelo del establecimiento, menores, control urbanístico, sanciones y multas por obras ilegales. Pero no de ruido.

¿Qué piensa de que no sea de competencia de la alcaldía?

Nosotros le planteamos, en dos oportunidades y por escrito, al Secretario de Gobierno que les devuelvan a los alcaldes locales la facultad del controlar y sancionar por quejas de ruido a los establecimientos comerciales. Esta se modificó con el Decreto 446 del 2010 y quedó en cabeza de la SDA. Hay 90 mil establecimientos en Bogotá que requieren permanente control. Le planteamos al Secretario estudiar, con el análisis jurídico y técnico, qué hacer para que tengamos de nuevo la facultad.

¿Cuándo hicieron la solicitud?

La planteamos en junio del 2013 y nuevamente en julio del año pasado. Enviamos dos cartas. Hemos identificado que este es uno de los fenómenos que más afectan no solo a los chapinerunos sino a toda la ciudad. Vimos que era necesario centrar, aportar y apoyar a la SDA. Si desde la Secretaría y la alcaldía local se siguen haciendo estos ejercicios de control de ruido, podemos dar resultados en un tiempo corto.

¿Qué les respondieron?

No nos han respondido. Estamos esperando los resultados del análisis jurídico.

¿Qué debe hacer, entonces, el ciudadano si tiene problemas de ruido?

Hay que decirles que si están siendo víctimas de establecimientos que incumplen las normas de ruido, que informen oportunamente a la SDA. También pueden informarnos a las alcaldías locales para remitirlos a las entidades y decirles qué es lo que deben hacer.

Sobre las competencias

La Secretaría Distrital de Ambiente afirma que tienen la competencia de medir el ruido y de adelantar procesos ‘sancionatorios’. Sostuvo que la alcaldía local puede usar los resultados de los controles por ruido, si los requieren, como una prueba para verificar que el uso del suelo se está infringiendo. La alcaldía local subrayó que, en efecto, funciona como un argumento para un potencial cierre de la actividad del lugar, pero que “esa prueba no nos da la competencia legal para sancionarlos por problemas de ruido”.

REDACCIÓN MI ZONA EL TIEMPO