Archivo

Yo también me lesioné como Falcao

Dos testimonios de jugadores que se recuperaron de la misma lesión de rodilla que tiene 'El Tigre'.

notitle
27 de febrero 2014 , 09:48 p.m.

A raíz de la recuperación de Falcao García, quien sufrió una rotura de ligamento cruzado anterior, en EL TIEMPO recordamos dos casos conocidos de la misma lesión en jugadores del fútbol colombiano. Las historias tuvieron procesos y finales distintos.

El de ‘Ganiza’, un caso de recuperación rápida

Juan Esteban Ortiz se tomó cinco meses para volver a jugar al fútbol tras romperse el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, la misma lesión que tiene por fuera del Mónaco a Radamel Falcao García. Ese es el tiempo exacto que necesitaría Falcao para llegar a Brasil-2014.

El mediocampista de Millonarios, que hoy juega tranquilo y no tiene secuelas de ese percance, cree que el atacante de la Selección puede llegar al Mundial.

"Hay que tener fe de que llegue recuperado. Falcao tiene todas las herramientas y los medios para tener una pronta recuperación", dijo 'Ganiza', quien en el momento de su lesión tenía 25 años, uno menos que Falcao cuando sufrió el problema que lo tiene por fuera de las canchas.

"Sabemos que hay que esperar a que el ligamento madure bien y pegue bien. Ojalá que pueda estar por lo que significa para la Selección y para el país. Creemos que sí puede llegar".

¿Cuál fue la clave para la recuperación tan rápida que vivió Ortiz? "Seguir todas las instrucciones de la fisioterapeuta fue fundamental. También lo fue esforzarme al máximo, hacer un poquito más de lo que ella pedía. Yo me recuperé en cinco meses, los últimos 15 días fueron para tomar confianza, porque después de una lesión tan delicada, recuperar esa confianza es lo que lo hace a uno volver mejor", expresó.

Ortiz se lesionó el 16 de abril del año pasado en Medellín, en un partido muy accidentado frente a Nacional en Medellín. "Fui a quitarle un balón a Alejandro Bernal y sentí que la rodilla derecha se me fue para atrás. Ahí intenté continuar, pero la rodilla no me respondió bien, entonces pedí el cambio. Ahí, el médico (Haroldo Yepes) me dijo que lo más probable era que se hubiera roto el ligamento", recordó.

Las primeras horas fueron duras: "Se dio lo que no esperaba y lo que no quería. Había que asumirlo y concentrarme en hacer la recuperación. Esperamos cuatro días a que desinflamara la rodilla, porque la única forma de operarla era después de eso", recordó.

"Uno quiere estar de vuelta lo más rápido posible, a sabiendas de que el médico le dice a uno que la recuperación puede tomar de seis a nueve meses. Uno ve a los compañeros jugar y se pone triste, quiere estar en los partidos, se pone ansioso por jugar", agregó.

Cinco días después de la operación, Ortiz comenzó los trabajos de recuperación con la fisioterapeuta del club. "Todos los días hacía un trabajo de fuerza para ir ganando volumen de masa y también había que fortalecer el ligamento para que no se volviera a romper".

Al igual que ha sucedido con Falcao, a 'Ganiza' le llegaron muchos mensajes de ánimo. "El equipo siempre estuvo pendiente de uno, de cada paso que daba para estar tan cerca de ellos. Además, la recuperación la hacía en el mismo club donde entrenaba el equipo, así que ese apoyo ayuda mucho. También me ayudó mucho que el club me permitió irme unos días para Medellín, para trabajar allá con una persona de confianza. Esos 20 días fueron fundamentales", dijo.

"Uno se apoya en la esposa, en Dios, en los hermanos, en los amigos que siempre están pendiente. Eso le da a uno esperanzas de volver pronto".

Hoy, casi un año después de su lesión y cuatro meses después de haber vuelto a jugar, Ortiz ya perdió el miedo. "A uno le da cierto temor cuando escucha historias de lesiones parecidas, pero la única forma de enfrentarlo es afrontándolas, haciendo esas jugadas. Mis compañeros querían evitar el choque pero yo quería botar ese miedo", recordó.

"Lo primero que le dicen los médicos a uno es que hay que fortalecer la rodilla todos los días. Ahí queda una huella y si no se cuida, se puede recaer".

Un 'matador' que ahora lidia en la televisión

Julián Téllez cuando recibía el balón en el área era certero, casi que infalible, por eso se ganó el apelativo de 'Matador'.

Téllez era una de las promesas del fútbol colombiano, pero cuatro lesiones lo sacaron prematuramente del fútbol, a los 27 años ya se había retirado, su rodilla fue un arquero que no pudo vencer.

Sus buenas condiciones hicieron que a los 19 años tras dos buenas temporadas con Bucaramanga fuera transferido al América de Cali, en 1996.

En 1997 cuando estaba obteniendo su mejor forma le ocurrió su primera lesión que la recuerda como si no hubiera pasado el tiempo, fue el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda.

"Fue en un partido contra Unión Magdalena un miércoles, de noche. Estaba en préstamo con opción de compra, eso pasó en abril y en junio se vencía el préstamo, sin embargo, América decidió comprar mi pase, eso fue un buen apoyo emocional", cuenta el exdelantero, hoy con 36 años.

Pasaron seis meses para su recuperación, y Téllez volvió a la canchas y su apelativo de 'Matador' estaba intacto, seguía marcando muchos goles y fue su principal carta de presentación para que llegara a Vélez Sarsfield.

"En el 2000 llegué a Argentina y a la semana tuve la misma lesión, pero en la pierna derecha. Fueron tres lesiones seguidas, jugué dos partidos oficiales en dos años y marqué un gol", Julián rápidamente hace el resumen de una situación que ningún deportista quiere vivir.

El gol al que hace referencia fue en septiembre del 2001 a Peñarol en la Copa Mercosur en un partido en el que perdieron 2-1 y él anotó el empate transitorio a los seis minutos de haber ingresado. Era después de la recuperación de su segunda lesión, era su debut después de casi un año de haber llegado a Vélez, su segunda recaída había sido siete meses después de su llegada, por una rotura de un menisco y del ligamento cruzado de la rodilla derecha.

Y en noviembre de ese mismo año ocurrió lo que ni en una pesadilla pasa, otra lesión en su rodilla derecha.

"Regresé a Colombia, jugué en América, Millos, Cali y Tolima", recuerda Téllez. Precisamente en el equipo 'pijao' en el 2004 empezaría el epílogo de su carrera.

"Entrenábamos en muchas canchas malas en Ibagué y el trabajo era diferente porque era a doble jornada y la rodilla izquierda me empezó a doler nuevamente. Yo necesitaba de un entrenamiento especial y se habló de eso con el técnico antes de firmar el contrato y cuando estaba allá cambió de idea", dice el 'Matador' con molestia recordando ese momento.

Por su amor al fútbol y con tan solo 27 años buscó una solución, y decidió que se iba a operar nuevamente.

"Me iba a hacer otra operación con el doctor Édgar Muñoz pero no tenía ligamentos ni meniscos y se estaban complicando los cartílagos lo que podía afectarme para caminar", explicó Téllez.

Julián, quien ahora trabaja en medios de comunicación se refirió a qué quizá sus lesiones en este momento se hubieran trabajado diferente.

"Hoy en día hay técnicas modernas para darle un manejo diferente a esta lesiones y que me hubieran podido ayudar. Estas lesiones se producen por torsión, por eso en Falcao es atípico porque no se presenta por un golpe".

Su nueva etapa en la televisión

Julián Téllez ahora aparece en televisión, en el canal Win Sports y es comentarista en TV Colombia del fútbol profesional colombiano.

"En los medios de comunicación me ha ido bien y estoy contento, es algo que me ha apasionado. Pero debo decir que no soy periodista, soy respetuoso de ese tema. Tengo la capacidad de hablar de fútbol y entrevistar a alguien, pero eso no me hace periodista. Eso es una carrera que se debe estudiar", dice el exfutbolista que por ahora piensa seguir en la televisión aprovechando su facilidad de hablar de un tema que conoce muy bien y la receptividad que ha tenido con la audiencia.

JOSÉ ORLANDO ASCENCIO
Subeditor de Deportes

ANDRÉS FELIPE VIVEROS B.
Redactor de EL TIEMPO​