Archivo

División celular acelerada afectaría desarrollo embrionario

Así lo dice estudio con células humanas analizadas en microscopio, que se publicará en revista Cell.

27 de febrero 2014 , 05:38 p.m.

Cuando la división celular se acelera ocurren errores en el reparto del material genético que afectan el desarrollo embrionario o conducen a tumores,dice un estudio que será publicado en la revista Cell.

Según la investigadora española Verónica Rodríguez Bravo, quien encabezó el estudio en el Centro Memorial Sloan-Kettering de Cáncer, en Nueva York, "nos enfocamos en la implicación de la velocidad de la división, un proceso que ocurre en nuestro cuerpo millones de veces cada minuto".

"Hicimos el estudio con células humanas analizadas en microscopio y filmadas mientras separan el ácido desoxirribonucleico (ADN)", agregó.

El equipo descubrió un nuevo mecanismo de control de la estabilidad de los cromosomas en las células humanas con importantes implicaciones para entender el origen de la inestabilidad genética, por ejemplo, en los tumores humanos.

Mediante la manipulación genética, los científicos desactivaron una proteína llamada MAD-1 que, según explicó Rodríguez, es esencial y se produce en todo el cuerpo.

"Sin ella las células mueren", aseguró la investigadora, quien añadió que "cuando esta proteína está anclada en los poros del núcleo celular cumple una función que regula la velocidad de la división celular".

"Constituyen un reloj celular", explicó. Cuando la MAD-1 no cumple su función en los poros nucleares "las células van apuradas y en pocos minutos separan todo el material genético, un proceso que normalmente requiere una hora", continuó.

El resultado, dijo, es que se pierden trozos de ADN, se sueltan o no llegan a un lado u otro de las células hijas. "Con el proceso demasiado de prisa se producen errores y no se da tiempo a corregirlos... Las células hijas ya no tendrán el paquete completo de cromosomas. El reloj celular es esencial para que las células hereden los cromosomas sin errores", puntualizó Rodríguez.

La investigación puede conducir al desarrollo de tratamientos que normalicen la división celular previniendo, eventualmente, el desarrollo de tumores o condiciones como el síndrome de Down.

Washington, Efe