Archivo

EE. UU. ve avances en DD. HH. en Colombia, pero insiste en impunidad

Departamento de Estado dice que bajaron ejecuciones extrajudiciales y que Farc siguen secuestrando.

notitle
27 de febrero 2014 , 01:49 p.m.

Como en años en anteriores, el Departamento de Estado de EE. UU. publicó este jueves un extenso reporte sobre la situación de Derechos Humanos en Colombia en el que si bien reconoce esfuerzos del Gobierno sigue siendo crítico frente a una gran cantidad de violaciones cometidas por miembros de la fuerza pública y grupos armados ilegales.

Según el documento, que evalúa el año 2013, las fuerzas del Estado fueron acusadas de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, colaboración con grupos paramilitares y maltrato de prisioneros. Así mismo, EE. UU. siguió considerando la impunidad como uno de los grandes problemas que enfrenta el país.

“El Gobierno continuó con los esfuerzos para enjuiciar y castigar a los responsables de los abusos, incluidos miembros de la Fuerza Pública. Incrementó los recursos para la Fiscalía, dio prioridad a los casos de Derechos Humanos y empleó una nueva estrategia de análisis integral. Sin embargo, un alto grado de impunidad persistía¨, dice el informe.

Según el reporte, durante el 2013 la Fiscalía reportó tres nuevos casos de ejecuciones extrajudiciales atribuibles a la fuerza pública. Y cita estadísticas de la ONG Coordinadora Europa Colombia EE. UU., que registra que al menos serían siete casos.

El Departamento de Estado destaca, no obstante, que fueron muchos menos que los cientos de asesinatos de este tipo que se registraron en los años 2007 y 2008. Afirma, a su vez, que las autoridades acusaron a 216 miembros de la fuerza pública y arrestaron a 76 de ellos por este tipo de homicidios.

Menciona, también, la apertura de investigaciones contra altos oficiales, entre ellos, el general Mario Montoya y el general Leonardo Gallego (por la Operación Orión), y a los generales Óscar Botero, Carlos Alberto Ospina e Iván Ramírez por supuesta colaboración con grupos paramilitares.

En el informe incluye, a su vez, un aparte sobre los resultados de la Ley de Víctimas y dice que de momento han sido restituidas solo 373 familias de las 360 mil que se estiman tendrán que ser reparadas antes del 2022, según metas del Gobierno Nacional.

Al referirse a la Ley de Justicia y Paz afirma que son miles los paramilitares que aún permanecen en un limbo jurídico dado la falta de recursos y capacidades de la Fiscalía.

El informe también plantea críticas al sistema penitenciario del país y sostiene que existe un 56 por ciento de hacinamiento.

Añaden, de paso, que el desplazamiento de personas siguió siendo un problema en el 2013 pues 26.162 nuevas personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares como consecuencia del conflicto.

‘Las Farc siguen secuestrando’

La evaluación que hace el Departamento de Estado sobre las guerrillas incluye algunos datos interesantes. Por ejemplo, presentan estadísticas que sugieren una duplicación del secuestro por parte de estas organizaciones el año pasado.

A septiembre del 2013, se habían registrado 40 plagios (23 las Farc y 17 el ELN) comparado con 15 a julio del 2012. Según el Departamento de Estado, ambos grupos continuaron secuestrando no solo por razones económicas sino para ejercer influencia política.

Presentan, también, un extenso pliego de violaciones a los DD. HH. que incluye el asesinato de civiles, uso de minas antipersonales, sobornos, reclutamiento de menores, violación de mujeres, desplazamiento de personas, entre otros. Muchos de estos mismos señalamientos los emplea para describir las acciones de las llamadas bandas criminales, sucesoras de los grupos paramilitares.

EE.UU, menciona que las Farc están negociando un proceso de paz con el gobierno y que el Eln ha expresado interés en hacer lo mismo.

SERGIO GÓMEZ MASERI
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
WASHINGTON