Archivo

Tras revés electoral, crisis ministerial en Ecuador

Presidente Correa dice que cambios ya estaban pensados. Oposición que es forma de reconocer derrota.

notitle
26 de febrero 2014 , 08:25 p.m.

Luego del asueto de cuatro días por la celebración del carnaval, los ecuatorianos conocerán los nombres de ministros y secretarios de Estado que quedarán cerca del presidente Rafael Correa y de los que se van.

El Presidente les pidió a sus ministros la renuncia días después de que su movimiento fuera derrotado en cuatro importantes ciudades en las elecciones municipales del pasado domingo, entre ellas Quito, la capital. Esto abrió serios interrogantes sobre la solidez del oficialista movimiento Alianza País, sin el liderazgo del Presidente.

“Antes del 23 de febrero, independientemente de los resultados (de los comicios locales), creíamos que era necesario oxigenar el gabinete. Entonces va a haber una crisis de gabinete”, anunció el mandatario y se deslindó de los comentarios que atribuían los cambios a las derrotas del domingo.

El secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, también descartó que la decisión tenga que ver con el “remezón” electoral, como el propio Presidente lo llamó.

Según publicó el diario HOY, el organigrama del gabinete de Correa tiene previsto mover a más de cuarenta ministros y secretarías. Al cierre de esta edición, el mandatario se encontraba reunido con su gabinete ministerial.

“Estamos analizando los resultados, comprobamos que hemos sido la primera fuerza política del país, pero de ahí entraremos al tema administrativo del gabinete. Más allá de lo que fue Quito, no hay preocupación por los resultados; estamos conversando sobre cómo se está percibiendo una derrota que no existe porque hemos ganado en la mayoría de las provincias”, dijo Mera, citado por la agencia oficialista Andes.

Pero en el lado opositor se cree que hubo un fracaso electoral oficialista, dada la pérdida de las alcaldías de importantes ciudades que eran consideradas plazas políticas de Alianza País.

Henry Llanes, asambleísta alterno, dijo que los resultados reflejan “la pérdida de confianza y de credibilidad de un pueblo que no está de acuerdo con el estilo de gobernar de quienes actualmente se creen dueños del poder”.

El analista Mauricio Gándara también cree que el resultado es un rechazo al autoritarismo y a la actitud intransigente del presidente Correa, “quien en ningún momento se habrá planteado que el voto adverso podría ser contra él, pero trata de endosar esa culpa al actual alcalde, a la dirigencia de su partido y ahora a algunos miembros de su gabinete”.

“Correa se muestra como una persona que no sabe perder, pero los resultados demostraron que se le fue la aureola de ganador y la gente le va a perder miedo y lo verán como a un ser que se puede derrotar. En adelante no lo seguirán a ciegas”, dijo a EL TIEMPO

Para el analista hay que tomar en cuenta que lo que está pasando en Venezuela va a debilitar aún más la figura y el proyecto de Correa, porque los ecuatorianos no están de acuerdo con que su presidente siga la línea de Castro y Chávez. “Esto también fue un factor que influyó negativamente en la elección porque, mientras en Venezuela se reprimía a los manifestantes, el Gobierno se solidarizaba con la represión del gobierno venezolano”, puntualizó.

MAGGY AYALA SAMANIEGO
Corresponsal de EL TIEMPO
Quito