Archivo

Atentado en Quibdó, un caso de extorsión

Es la hipótesis de la Policía. Capturan a mujer que habría dejado artefacto.

26 de febrero 2014 , 08:17 p.m.

Negarse al pago de extorsiones es la principal hipótesis sobre la que se mueve la investigación de la Policía tras el atentado a un supermercado de Quibdó (Chocó) que dejó cuatro personas muertas, entre ellas la hija del propietario del establecimiento, y 14 más heridas.

Hacia las 7:15 p. m. del pasado martes, una mujer dejó un paquete –que resultó ser una bomba – en el supermercado Mercames, ubicado en el centro del municipio. Ella habría recibido 50.000 pesos.

“La mujer ya está capturada. Esperamos que con la información que podamos adquirir de ella determinemos los responsables”, dijo ayer el comandante Operativo de la Policía del Chocó, coronel Óscar Cárdenas.

El oficial aseguró que el Gaula trabaja sobre la información de que el atentado es producto de presiones extorsivas. “En el Chocó las personas son reacias a denunciar los casos de extorsión, que pueden terminar en hechos tan lamentables como este”, expresó el coronel.

Sin embargo, el director de la Policía, el general Rodolfo Palomino, quien viajó a Quibdó y ofreció una recompensa de hasta 50 millones de pesos por información que conduzca a los responsable, fue más allá y dijo: “El modus operandi –en el atentado utilizaron explosivos tipo amonal– permite establecer que se trata de una acción terrorista del frente 34 de las Farc para intimidar a las víctimas de extorsión”.

Judy Yokima Becerra, secretaria de Gobierno de Quibdó, dijo que los hechos aún no han sido esclarecidos y que en la zona también están ‘los Urabeños’.

REDACCIÓN MEDELLÍN