Archivo

No se necesita a Tapia para avanzar en investigación por 'carrusel'

Así lo asegura el vicefiscal Jorge Fernando Perdomo, tras la captura del contratista.

notitle
26 de febrero 2014 , 08:12 p.m.

¿Qué va a pasar con el principio de oportunidad de Emilio Tapia?

El principio de oportunidad del cual es beneficiario Emilio Tapia, fue otorgado por la Fiscalía General de la Nación en la modalidad de suspensión y solo por uno de los varios delitos por los cuales estaba siendo procesado, lo que quiere decir, que en ningún momento el ente acusador ha renunciado al ejercicio de la acción penal.

Es por esta razón que la Fiscalía está evaluando no solicitar la prórroga y, como consecuencia, acusar al señor Tapia por el delito de peculado, además de los delitos de concierto para delinquir, cohecho propio, e interés indebido en la celebración de contratos, por los cuales venía siendo procesado y de los que iba a aceptar su responsabilidad en el marco de un preacuerdo por colaboración con la Fiscalía.

Es decir que en este momento, Tapia respondería por estos cuatro delitos y por el delito de lavado de activos, por los hechos cometidos con posterioridad a la realización de los acuerdos con la Fiscalía.

¿No hay riesgo de que se caigan los procesos del ‘carrusel’ si Tapia se niega a declarar?

Por ningún motivo. Le quiero recordar que hace dos años, cuando esta administración llegó, sólo había cinco personas vinculadas penalmente por el escándalo del 'carrusel' y cuatro de ellas eran parte de la familia Nule, a los cuales se les había otorgado un principio de oportunidad. Cuando revocamos ese principio, por considerarlo abiertamente injusto, se nos dijo que sin la colaboración de estas personas todos los procesos se caerían. Hoy en día, dos años después, tenemos más de 30 personas vinculadas a este caso, sin la colaboración de los Nule. Si no fue necesaria la colaboración de los Nule, mucho menos la de Emilio Tapia.

¿Esto es un precedente para los investigados que tienen beneficios?

Desde luego. Los preacuerdos y el principio de oportunidad son herramientas muy importantes, no solo en Colombia sino en todo el mundo, para lograr una colaboración eficaz que permita desarticular bandas criminales y perseguir a los responsables de grandes escándalos de corrupción. Sin embargo, y quiero ser muy enfático en esto, el requisito más importante para que estas figuras puedan aplicarse es que la persona deje de delinquir. Por lo tanto, si la actividad delictiva continúa, como sucedió con Tapia, deben recaer sobre él las más severas sanciones.

Hay quienes dicen que hasta aquí llegó el proceso por el ‘carrusel’, porque los otros que están colaborando podrían dejar de hacerlo...

Las pruebas en los casos del Carrusel no provienen únicamente de Tapia. Se han recaudado una gran cantidad de evidencias testimoniales, documentales, periciales, etc., que nada tiene que ver con Emilio Tapia o con cualquier otra de las personas que han colaborado con la justicia. Es por esto que la Fiscalía está convencida de que los procesos saldrán adelante y serán condenados todos los responsables, independientemente de la colaboración de quienes participaron en esos delitos.

Se debe enviar un mensaje claro a todas las personas que están en procesos de colaboración con la justicia: Si siguen delinquiendo perderán cualquier beneficio y lo mismo sucederá si no cumplen con sus compromisos de colaboración. Afrontarán todo el peso de la ley.

La libertad de Tapia había generado indignación en el país. ¿Se demoró la Fiscalía en llamarlo al orden?

A Tapia no se le ha privado de la libertad por asistir a fiestas, ir a conciertos o asistir a eventos sociales. Fue capturado e imputado porque la Fiscalía tiene evidencia contundente que demuestra que él continuó con su actividad delictiva. La Fiscalía no tardó, por el contrario, desarrolló una estrategia investigativa, que hoy sabemos fue exitosa.

Tapia dice que la Fiscalía lo traicionó y que usó información en su contra que él mismo proporcionó...

La Fiscalía siempre ha actuado respetando el principio de lealtad procesal tanto frente a Tapia como a todos los demás procesados. Lo que la Fiscalía no puede tolerar es que una persona se escude en su condición de testigo o informante para continuar delinquiendo. Al parecer, Tapia creyó ser intocable por el hecho de tener un preacuerdo con el ente acusador. Claramente se equivocó. Emilio Tapia, olvidó que los preacuerdos o el principio de oportunidad no son patentes de corso que le dan inmunidad a los delincuentes para continuar haciéndole daño a la sociedad.

Por el contrario, fue la Fiscalía la que vio traicionada su confianza. Debe recordarse que Tapia se comprometió, por escrito y como requisito para la realización del preacuerdo y el principio de oportunidad, a abandonar su actuar delictivo, condición que evidentemente incumplió.

En la contabilidad de Tapia hay supuestos pagos a la Fiscalía....

La Fiscalía ha iniciado las pesquisas necesarias para determinar si Tapia o cualquier otra persona involucrada en el 'carrusel de la contratación' ha permeado a la justicia. De ser así, las personas involucradas tendrán el castigo que merecen. No hay una situación que haga más daño a la justicia y a la sociedad que un funcionario corrupto. Claro está, que si se llega a demostrar que Tapia ha realizado pagos a servidores de la Fiscalía tendrán que responder él y los funcionarios involucrados, por los graves delitos que esas conductas configuran, como el cohecho o la concusión, además de aquellos por los cuales Tapia ya está siendo procesado.

REDACCIÓN JUSTICIA