Archivo

Editorial: ¡Aplausos y gracias para el más grande!

Con Pacheco crecimos varias generaciones de colombianos.

26 de febrero 2014 , 08:00 p.m.

Con Pacheco crecimos varias generaciones, las abuelas y las madres lo amaban y los niños quedaban atónitos ante su presencia. Durante su largo paso por la TV fue el personaje más famoso del país, aquel del que nadie tenía nada malo que decir, y para los periodistas... siendo empírico, fue el mejor entrevistador, el más honesto, el más sincero, el conversador, el que desnudaba el alma de los personajes, tanto de los más conocidos como de los ciudadanos de a pie. Varias veces, cuando le preguntamos por su método de preparación de una entrevista, dijo algo que muchos periodistas de trayectoria no aprobarían: “Nunca sé nada ni averiguo nada del entrevistado”. Y así era. Antes de llegar a la grabación solo preguntaba el nombre y el oficio de quien iba a ser su interlocutor; lo demás era la curiosidad respetuosa de cualquiera, que hacía que sus charlas fueran clases de periodismo.

En agosto de 2010, en elenco nos adelantamos para darle en vida las gracias por sus regalos, a él y a doña Gloria Valencia de Castaño, ya también fallecida. No hay duda de que los dos han sido los más grandes, en tiempos de la TV en directo, cuando los de la pantalla eran gente culta porque tenían que serlo para poder improvisar.

Hace varios años se retiró, cuando empezó a decaer. Supo hacerlo en su momento y agradecemos que nos haya dejado saborear sus mejores épocas. Mucho se puede escribir del gran Pacheco y no nos cansaremos de darle las gracias.

Diego León Giraldo S.
Director