Archivo

'Me da dolor en el corazón; dolor de patria': Franco de Vita

El cantante no puede ser ajeno a la realidad que vive su país, Venezuela.

notitle
26 de febrero 2014 , 07:59 p.m.

Franco de Vita es un trotamundos. Su profesión lo obliga a estar itinerante, y aunque lejos de su país, no puede ser indiferente ante lo que allí ocurre, desde muertes y manifestaciones en las calles de un bando y de otro, hasta las dificultades del diario vivir.

¿Qué siente cuando ve en las noticias la situación en Venezuela?

Muchas cosas, y muchas veces lloro. Me da dolor en el corazón; dolor de patria. Hoy más que nunca mi pensamiento está en Venezuela. Inevitable sentirse así por lo que se vive. La palabra y el respeto son el camino hacia la paz.

¿Qué necesita ese país para salir adelante?

Gente honesta que lleve a Venezuela hacia un buen rumbo. Se necesita que haya trabajo para no depender de un Estado que esté dando cosas sino de lo que se gana.

Pese a todo, ¿se siente orgulloso de ser venezolano?

Aunque esté ocurriendo todo esto, uno sigue estando orgulloso de su tierra, y Venezuela es uno de los países más bonitos del mundo y la gente más bella del planeta está ahí. Está la situación como está en este momento, pero creo que tenemos que resolverla entre todos.

¿Por qué está radicado en España?

Me quedé en Madrid en principio porque me recuerda a La Candelaria, que era mi zona en Venezuela. ¡Yo me crié ahí!, y cuando llegué a España, que fue en el mundial de fútbol del año 82, y conocí este país, sentí que estaba en mi barrio y pensé que si alguna vez me movía de Caracas, ese sería el destino. Intenté vivir en Nueva York, Miami y no pude… Me siento cómodo allí porque me recuerda justamente Venezuela.

¿Volvería a Venezuela?

¿A vivir? Mudarme completamente, no lo sé… Ya hice mi vida en España; claro que llego a Venezuela y la tengo hecha. Pero empezar otra vez, como que no. Siempre voy, estoy ahí y añoro mi tierra.

¿El no regresar tiene que ver con la situación del país?

Por supuesto que tiene que ver. La tranquilidad con la que vivo en España no la tengo en Venezuela. Allí no se vive igual. Hay que cerrar la puerta, poner la alarma; hay que tener cuidado, encerrarse a cierta hora, no se puede caminar por todos lados, y sabemos que Venezuela está así.

El cantante cree en su gente y en la Venezuela que lleva atravesada en el alma. De hecho, próximamente volverá para cambiar el panorama desde lo que hace y entregar las canciones con las que allí creció, pero esta vez en una versión más moderna, en compañía de otros y presentada nuevamente en Primera fila, como lo hacen los grandes intérpretes. Todos aquellos con una trayectoria de éxitos que pueden darse el lujo de regrabarlas y, como en este caso, ponerles un traje de luces.

Si en el pasado ya había hecho un trabajo en este mismo formato (‘Primera fila’), ¿por qué hacer otro?

Porque se me quedaron muchas canciones por fuera. Para el anterior preparé 40 canciones y eran demasiadas, así que hice 20 y se me quedaron por fuera la mitad de ellas; son las que incluí más dos temas míos que se hicieron famosos siendo interpretados por otros artistas, como Y tú te vas (Chayanne) y A medio vivir (Ricky Martin). Tenía que darles la posibilidad a canciones como Solo importas tú, Será y Somos tres, entre otras, que de Venezuela para abajo y en Centroamérica son superconocidas. Menos mal que nos fue bien con el primero y tuve el aval de la disquera para el segundo. Me han dicho loco, pero no estoy así porque esto ha funcionado, a la gente le gusta y no todo el mundo puede hacerlo.

Tiene una nómina de lujo de 12 artistas que lo acompañan en esta producción de dos discos y un DVD…

Igual que la primera vez, quisimos tener un artista de cada país en señal de agradecimiento con Latinoamérica por todos estos años de apoyo y soporte.

En la lista hay celebridades como Gian Marco, Wisin, Axel, Gloria Trevi, y por Colombia los representantes son Gusi y Beto…

¡Sí! Llegué a ellos por casualidad. Fui a Sony a buscar un colombiano para el proyecto y hablamos de varios y de repente llegamos a ellos. No los conocía, entonces me pusieron un video y me encantó y de una vez los elegí.

¿Pero tenía una lista previa a la elección?

La tuve, y con los nombres de varios colombianos.

¿Y alcanzó a llamar a alguno de ellos?

Hice una llamada y la respuesta fue: ‘Déjame ver y te devuelvo la llamada’. Esperé y esperé y nunca recibí la comunicación.

¿Quién fue?

Me lo reservo pero se lo perdono porque él estaba en plena promoción de su cd y sé que iba a ser difícil. De todas maneras lo intenté y, a lo mejor políticamente para quedar bien, él me dijo que revisaría sus cosas, pero estaba en lo suyo.

¿Qué género canta?

Vallenato.

¿Cómo fue la grabación con Gusi y Beto?

Esto se hizo todo en los estudios Churubusco de México y fue con la banda en vivo. Un concierto en el que hacíamos pausas para hacer los temas con cada invitado, y hablé con Gusi y le dije que para mí la canción que funcionaba era Ya lo había vivido. Le pedí que se encargara del arreglo y a la semana me llegó y me encantó. Dije: ¡la compro ya!

Ya se presentaron juntos en México, ¿cómo fue estar con Gusi y sin Beto?

Grabamos con los dos, pero Beto era el acordeón y Gusi la voz, quien da la cara al público, entonces no hubo tanto desfase.

¿A quién le gustaría ver ‘En primera fila’?

En principio, y nunca he visto, a Billy Joel, Coldplay y a 30 Seconds to Mars.

Cristina Estupiñán Ch.