Archivo

Carros que circulen en la UE en 2020 deben reducir emisiones de CO2

Vehículos particulares nuevos vendidos no podrán emitir más de 95 gramos de C02 por kilómetro.

notitle
26 de febrero 2014 , 06:26 p.m.

Los carros nuevos que se vendan en la UE a partir de 2020 tendrán que reducir las emisiones de C02 en un 27% con relación a 2015, según aprobó el Parlamento europeo.

El proyecto, aprobado por 499 votos a favor, 107 en contra y 9 abstenciones, es resultado de un compromiso con los Estados miembros.

Alemania, que durante mucho tiempo combatió las limitaciones demasiado estrictas para defender los intereses de su industria automovilística especializada en grandes cilindradas, acabó cediendo en noviembre, por lo que se ha podido cerrar el acuerdo.

A partir del 1 de enero de 2020, los vehículos particulares nuevos vendidos en la UE no podrán emitir más de 95 gramos de C02 por kilómetro, en lugar de los 130 g/km en 2015, so pena de multas a los fabricantes.

Se trata de un objetivo "realizable", que tiene un costo razonable y que entraña la puesta en marcha de "tecnologías que ya están disponibles en la actualidad", dijo Connie Hedegaard la comisaria europea encargada del clima, .

Teniendo en cuenta los 12,5 millones de vehículos que cada año se venden en la Unión, esta normativa podría permitir reducir las emisiones de CO2 en 15 millones de toneladas anuales procedentes del tráfico, calculó Thomas Ulmer, relator del texto en el parlamento.

Este tope de 95 g/km es una media que se aplica a todos los fabricantes, por lo que para que puedan seguir vendiendo potentes vehículos grandes emisores de C02, los industriales tendrán que vender al mismo tiempo vehículos eléctricos o muy bajos emisores.

Durante un año, hasta el 1 de enero de 2021, habrá cierta tolerancia, al poder excluir de este cálculo el cinco por ciento de los vehículos más contaminantes. Los fabricantes alemanes, cuyas reivindicaciones fueron apoyadas por la propia canciller alemana Angela Merkel, reclamaban inicialmente un periodo de transición de cuatro años, hasta 2024.

Asimismo, durante tres años, hasta finales de 2022, los vehículos particularmente "limpios", que emitan menos de 50 gramos de CO2 por kilómetro, contarán doble en el cálculo de la media del fabricante.

Esta disposición ha sido muy criticada ya que algunos estiman que amenaza con socavar la eficacia del conjunto del texto. Pero otros subrayaron que tendrá al menos el mérito de incitar a los fabricantes a lanzarse en el nicho de vehículos eléctricos o híbridos.

EFE