Archivo

Camilo Villegas, cuatro años después de su último triunfo

El colombiano vuelve, desde este jueves, al Honda Classic, donde ganó, por última vez, en el 2010.

notitle
26 de febrero 2014 , 05:32 p.m.

Fue una semana durísima: arrancó el lunes en Bogotá, donde asistió al Pro-Am del Pacific Colombia Championship y jugó al lado de su hermano Manuel. Apenas terminó, tomó un avión a Miami. El domingo siguiente, luego de dar 267 golpes, 13 bajo par, se coronó campeón del Honda Classic. Lejos estaba de pensar que esa iba a ser su última victoria, hasta ahora, en el PGA Tour.

Faltan nueve días para que se cumplan cuatro años de esa última victoria en el máximo circuito. Y desde entonces, Villegas vivió temporadas muy duras, que lo llevaron, incluso, a perder la tarjeta con beneficios completos, en 2012. Su carisma le permitió mantenerse en forma y jugando en la temporada siguiente y recuperar su cupo. Ahora llega con ganas de revancha.

“El Honda Classic siempre será un torneo especial para mí. Es un campo que me gusta. Uno siempre quiere jugar los torneos en los que juegan los mejores, son más puntos para el ranking mundial”, le dijo Villegas a EL TIEMPO en su regreso al Country Club de Bogotá, de nuevo, para el Pro-Am del torneo del web.com Tour.

Su rendimiento ha mejorado, pero aún no alcanza los niveles de 2008, 2009 y 2010, donde llegó a codearse con los mejores del mundo y a meterse entre los diez primeros de la clasificación mundial. En ese 2010 jugó 20 torneos: ganó uno, fue tercero en el Mundial Match Play, tuvo 7 Top-10 y superó 18 cortes. Ganó un poco más de tres millones de dólares y terminó de 15 en la FedEx Cup, con 1.213 puntos.

El 2011 fue un año de grandes cambios, empezando por los palos. Y esas modificaciones le costaron: obtuvo su último ‘top-3’, en el FedEx St. Jude Classic, pero apenas pasó 13 cortes en 25 torneos. Quedó de 109 en la FedEx Cup, con 395 puntos, y superó por última vez el listón del millón de dólares (1’231.918).

A Villegas le costó encontrar de nuevo su juego. En 2012 perdió la tarjeta: jugó 25 torneos, no tuvo ni un solo ‘Top-10’, falló nueve cortes y apenas pudo llegar al puesto 148 en la FedEx Cup, por lo que se perdió los playoffs. Luego tuvo que ir a la Serie de Otoño a tratar de salvar su tarjeta, sin éxito.

Con una tarjeta condicional, Villegas tuvo que salir a recoger los ahorros que tenía en el Tour desde 2006. No jugaba bien, pero nunca perdió el prestigio. “Me trataron muy bien, y eso se debe a todo el trabajo que se hizo en los años anteriores, no solo de resultados, sino de respeto, de aprecio. Creo que el respeto que yo les di lo recibí y me facilitó mucho las oportunidades para volver”, señaló. Alcanzó a jugar 23 torneos, con dos ‘Top-10’ y 709 mil dólares en premios. Quedó de 110 en la FedEx. Y recuperó su casilla entre los mejores.

El Honda Classic lo encuentra en un momento de mucha regularidad, aunque aún no alcanza el brillo de sus primeros años. En esta temporada ha jugado ocho torneos y solo falló un corte. Dice que le falta mejorar en el juego corto. Y dice que quiere ganar para volver a entrar a los Majors, a los que hoy no tiene acceso por su posición en la clasificación mundial (está en la casilla 279). Ha jugado 88 torneos desde su última victoria. Y ya quiere volver a celebrar.

JOSÉ ORLANDO ASCENCIO
Subeditor de Deportes