Archivo

Las claves del fallo que negó tutela de Petro contra el Procurador

El Alcalde acusa a consejero de Estado de ser "amigo íntimo" del procurador Ordóñez.

notitle
26 de febrero 2014 , 07:24 a.m.

Ayer martes, cuando se vencía el plazo para fallar una tutela del alcalde Petro contra su destitución, el Consejo de Estado se pronunció. En Sala Plena, con una votación apretada -14 a 11- se derrotó la ponencia del magistrado Guillermo Vargas Ayala, quien solicitaba frenar la decisión de la Procuraduría contra Petro. (Lea también: Tutela no vale contra destitución de Petro, dice Consejo de Estado)

Ahora, el que debe hacer la ponencia, contraria a la petición del alcalde, es el consejero Alfonso Vargas. Sobre él, el alcalde Petro dijo en su cuenta de Twitter: “El magistrado que retoma la ponencia de mi tutela trabajó 7 años como empleado directo de Ordoñez y es su amigo íntimo”.

Los siguientes son los puntos principales de la decisión del Consejo de Estado.

¿Si el Consejo de Estado negó la tutela que interpuso el abogado de Petro contra el fallo de la Procuraduría, por qué el Alcalde sigue en su cargo?

Porque la estrategia de los defensores del Alcalde tuvo como eje central la 'tutelatón', que fue entablar centenares de tutelas ante varias instancias. El Consejo de Estado resolvió, y negó, la única tutela del directamente afectado: la de Petro. Pero el Alcalde sigue porque hay otras tutelas que lo favorecen. Mientras no se resuelvan, en el mismo Consejo de Estado y la Judicatura la destitución queda suspendida y Petro sigue.

¿Qué alcance tiene la decisión de este martes, entonces?

Petro pierde una batalla clave porque el Consejo de Estado, que es la máxima autoridad en materia contencioso administrativa, reitera que la Procuraduría tiene facultades legítimas para investigar y sancionar a funcionarios de elección popular. La negación de esa competencia es la línea principal de la defensa de Petro, tanto en Colombia como en el exterior (en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos). La tesis de la mayoría, que la Procuraduría podía sancionar a un Alcalde tras un proceso legal y que la tutela no es válida para oponerse a una medida disciplinaria, debería marcar la línea en la revisión del resto de tutelas en el Consejo de Estado.

¿Qué pasa si la Judicatura deja en firme las tutelas que favorecen a Petro?

Que el alcalde seguiría al menos hasta medio año, mientras la Corte Constitucional revisa y cierra la discusión. Habría una especie de choque de trenes, que de todos modos no ha sido inusual en materia de tutelas. Pero la posibilidad de que esas tutelas se mantengan, según fuentes cercanas a esa Corte, no es alta.

¿Habrá revocatoria?

Por asuntos logísticos, si en dos semanas hay viva alguna tutela en favor de Petro, habría revocatoria. Eso sin tener en cuenta el camino de la demanda administrativa y las medidas cautelares que según el Consejo de Estado podrían prosperar.

¿Qué decidió el Consejo de Estado?

Que la tutela interpuesta por el alcalde Gustavo Petro no es el mecanismo para frenar o tumbar el fallo del Procurador. Que existe la demanda ordinaria, ante jueces administrativos, para que resuelvan la petición del alcalde. En este marco, el Consejo de Estado puede ordenar medidas cautelares como suspender el fallo disciplinario. El Consejo de Estado no se ha pronunciado definitivamente. Lo que pasó este martes es que la mayoría de ese alto tribunal decidió tumbar la ponencia del consejero Ayala. Es decir, que ahora, otro magistrado deberá hacer una ponencia que recoja la posición de la mayoría (que la tutela no es el mecanismo idóneo) para que sea votado. Esto puede demorar una semana. (Lea también: 'Uniremos las otras tutelas' en caso Petro: presidenta del Consejo de Estado)

REDACCIÓN JUSTICIA