Archivo

Verano Stone

The Rolling Stones sorprendieron a sus fanáticos con el CD y DVD del recital que dieron en Londres.

notitle
25 de febrero 2014 , 06:29 p.m.

Bajo el sugerente nombre de ‘Sweet Summer Sun’, somos testigos de un regreso por todo lo alto a un espacio donde, 44 años atrás, habían lidiado una batalla moral y de egos por la continuidad del grupo. Días antes del famoso evento de 1969, Brian Jones fue encontrado muerto en la piscina de su casa. Los liderados por Jagger y Richards tenían una serie de compromisos adquiridos y cancelar el show no era una opción. Se decidió honrar la memoria de su fundador con un emotivo concierto que sirvió, además, para presentar en sociedad a su reemplazo: Mick Taylor.

Lo que más de medio millón de londinenses apreciaron hace un año es uno de los momentos más importantes en la historia de los Stones, pues pocas o poquísimas bandas han llegado al medio siglo, activas, en forma y con ganas de más. El repertorio seleccionado para los dos eventos con los cuales culminaron la gira 50 & Counting, no se sale de los grandes clásicos que todo seguidor sueña con oír en vivo, todos temas de Jagger y Richards, y no se incluyó un solo cover. ‘Start Me Up’, ‘Ruby Tuesday’, ‘Paint it Black’, ‘Brown Sugar’, ‘Miss you’ y ‘Doom and Gloom’, canción que fue grabada para el compilado ‘Grrr!’ de 2012, son algunas de las 19 canciones seleccionadas para la edición de lujo del evento.

Pero hay un detalle interesante para los fanáticos del grupo y es que se haya incluido en el set a ‘Emotional Rescue’, tema de 1980 que jamás se había tocado en vivo. Su versión es más que “satisfactoria”. El nivel musical de los Stones es altísimo, a pesar de los altibajos evidentes en Keith Richards a quien se le perdona todo. La edad no llega sola, dicen, pero Ronnie Wood ha tomado el liderazgo que muchos esperaban desde su llegada en 1976. Y para Wood es esencial la precisión y sincronía de Charlie Watts, un baterista exquisito que, a pesar de su timidez y poca calidez hacia el público, es quien más trabaja, pues sostener la sección rítmica de esta banda, durante más de 2 horas, no es tarea fácil. Y Mick Jagger es un caso particular: enérgico, predecible, cálido con el público, su voz está intacta y hace la tarea como lo hemos visto desde hace 50 años. Impecable.

La cereza del pastel estuvo a cargo de Mick Taylor, a quien invitaron en la mitad del concierto a participar de una de las mejores versiones en vivo que tengamos presente de ‘Midnight Rambler’. También nos quedó claro por qué el legado de Taylor es difícilmente superable.

Grabado en HD, la producción del concierto es impecable, pensada justamente para los millones de espectadores que disfrutan de este tipo de productos en la comodidad de una casa. El video capta perfectamente el ambiente colorido y la atmósfera festiva que se vivió en esas 2 tardes memorables para la historia del rock, allí donde 3 generaciones de fanáticos vivieron un exitoso resurgir de una banda que morirá en el escenario, sin duda. Por ahora el retiro no está en sus planes y este año se vienen más conciertos en Australia y Asia, abrebocas para un posible último tour en Suramérica y, tal vez, un concierto en nuestro país. 5/5, imperdible.

JACOB CELNIK