Archivo

Las nuevas opciones para quienes sufren al respirar

Proponen técnica para enfermos de Epoc, alternativa al trasplante de pulmón.

25 de febrero 2014 , 05:52 p.m.

Nueve de cada 100 personas mayores de 40 años en el país sufren Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Epoc), una limitación progresiva al flujo de aire en el sistema respiratorio.

Sus síntomas característicos son angustiosos, pues van de la dificultad para respirar al ahogo. El Epoc no tiene cura. De hecho, la única forma de prolongar y mejorar la calidad de vida de los más afectados cruza por el trasplante de pulmón.

La buena noticia es que un grupo de especialistas de la Clínica de Marly, de Bogotá, encabezado por el neumólogo Hugo Caballero Durán, viene poniendo en práctica una técnica que, en algunos casos, permite a estos pacientes respirar mejor, incluso sin recurrir al trasplante.

Antes de explicar de qué se trata, conviene entender un poco más en qué consiste esta enfermedad.

 

¿Qué es el Epoc?

El Epoc comprende dos enfermedades: la bronquitis crónica y el enfisema.

Los afectados por la primera sufren una inflamación en sus bronquios, con un aumento de la secreción; la tos y la expectoración que causa no sólo aumentan con el tiempo, sino que hay un riesgo alto de infección.

El enfisema, por otro lado, se caracteriza por un aumento del tamaño de los alveolos (bolsas que están al final de cada bronquio y donde el organismo recibe el oxígeno y libera el CO2), es decir, que se destruyen.

Esto hace que el aire quede atrapado dentro del pulmón y no participe en ese intercambio vital de oxígeno por CO2, con un agravante: al crecer, las bolsas que atrapan dicho aire comprimen las zonas sanas vecinas y entorpece aún más la respiración de los afectados. Estos sufren una ‘sed’ de aire que no logran saciar y que progresa con el tiempo, al punto de ser incapacitante. Estos son, según la Asociación Colombiana de Neumología, los enfermos que deben vivir pegados a una bala de oxígeno (oxigenodependientes).

¿Cómo se trata?

El tratamiento del Epoc y el enfisema incluye medidas como la eliminación del tabaquismo, la nutrición adecuada, la vacunación contra males como el neumococo y la influenza, el uso de oxígeno (en algunos casos de inhaladores), terapia respiratoria, antibióticos y esteroides. También hay alternativas quirúrgicas como la destrucción de las bolsas que atrapan aire (bulectomía) y, en casos severos, el trasplante pulmonar.

Pues desde hace algún tiempo, los especialistas de la Clínica de Marly llevan a cabo un procedimiento mínimamente invasivo para reducir el volumen de aire de las bolsas. Se trata de la implantación de válvulas que extraen ese aire atrapado en el pulmón, que comprime las zonas sanas y dificulta la respiración. Hasta ahora ha mostrado buenos resultados en algunos casos.

¿Cómo es la nueva técnica?

Este procedimiento ambulatorio se practica con un broncoscopio, a través del cual se implantan las válvulas que permiten la salida del aire de las zonas donde está atrapado.

¿Cuál es su objetivo?

Disminuir la hiperinflación del pulmón, bajar el esfuerzo al respirar y atenuar la presión sobre el diafragma y la pared del tórax para disminuir el ahogo y las necesidades de oxígeno. A su vez, busca aumentar la capacidad respiratoria y mejorar la tolerancia al movimiento y al ejercicio; en últimas, mejora la calidad de vida de quienes no tienen otra alternativa que el trasplante.

¿Cómo son las válvulas?

Son como microtubos en forma de cono o embudo que se instalan en el extremo del bronquio conectado a una de las bolsas. Son unidireccionales (permiten que el aire salga, pero no que ingrese al lóbulo o segmento que se desea tratar).

¿Quiénes pueden usarlas?

Los afectados por enfisema severo que no hayan mejorado con otras medidas, que sean oxigenodependientes y que estén muy limitados. Este procedimiento reemplaza el trasplante y es útil en casi la mitad de los pacientes que lo esperan. Las válvulas tienen larga vida, pueden retirarse cuando se desee y no tienen contraindicación para el trasplante, en caso de existir esta opción. 

¿Dónde realizan este nuevo procedimiento?


En Bogotá se realiza con éxito desde hace algún tiempo en la Clínica de Marly. Aunque no está incluido dentro del POS, el sistema de salud puede cubrirlo cuando el paciente lo requiera a través de los mecanismos que existen para ello.

REDACCIÓN SALUD