Archivo

Padres y alumnos, preocupados por continuidad de colegios en concesión

Estas instituciones han sido motivo de orgullo para egresados, que han logrado hasta becas.

notitle
24 de febrero 2014 , 08:57 p.m.

Los padres de familia de unos 40.000 jóvenes que en Bogotá se benefician del modelo de colegios por concesión no se cansan de pedir una respuesta clara sobre el futuro de estos colegios, que depende de una evaluación de la Secretaría de Educación de la que no se sabe nada y de la que la Secretaría de Educación no da respuesta clara.

Édison Lancheros, del colegio Colsubsidio Las Mercedes, dijo que estas instituciones educativas han beneficiado a niños de estratos 1 y 2 con un modelo que ha dado buenos resultados. “Tenemos un nivel superior. Ojalá la conclusión no sea que se acaban las concesiones”, afirmó.

Paola Andrea Niño, egresada del Hernando Durán Dussán, aseguró que lo que diferencia a las concesiones es que han creado un sentido de pertenencia en los niños frente a sus planteles. “Eso hizo en mí la diferencia. Cada docente fue para nosotros un ejemplo de vida. Fuimos formados para ser líderes”, contó Niño, quien ahora es sicóloga egresada de la Universidad Nacional.

Varios padres de familia coinciden en que, frente a otras instituciones educativas, las sedes de estos centros siempre están en mejores condiciones. “Uno no ve cementerios de pupitres, y a los niños les dan todo el material didáctico que necesitan”, agregó Baracaldo.

El apego de los padres a estos colegios es tal que dicen frases como: ‘En mi vida supe qué era un paro allá’.

Hay valores adicionales y sin precedentes. Por ejemplo, en el Gimnasio Sabio Caldas más de 13 niños han sido beneficiados con intercambios estudiantiles con Canadá desde el 2008, y 48 han sido becados en universidades privadas de la talla de la Javeriana o la Católica.

Para Patricia de León, directora de Alianza, este modelo de educación ha traído innovación al contexto de lo público en estrategias pedagógicas, valores, relaciones con los padres y el manejo de la comunidad.

Para la experta, uno de los aportes más significativos fue lograr un mejor desempeño en las pruebas Saber 5, 9 y 11. “Lo mismo podemos decir de la retención de estudiantes. Las tasas de deserción en las concesiones bajan significativamente”.

A todo esto se le suma una reducción en los problemas de convivencia. “Agresiones o consumo de drogas son menores”, dijo León.

'Presiones hay de todos lados': Óscar Sánchez, Secretario de Educación

¿Será posible que la evaluación de colegios por concesión se realice este año? ¿Por qué se ha dilatado tanto este proceso?

Porque estos planteles son un grupo diverso de colegios que tienen que ser evaluados caso por caso. Hay buenos resultados y la decisión sobre su futuro debe reconocer los aportes que hacen colegios con destacados resultados académicos y de retención de estudiantes. Eso se hará con una evaluación.

¿Hay posibilidades reales de que se amplíen los contratos?

Hay que entender que los contratos terminan en diciembre del 2014, que el marco jurídico ha cambiado y que la posibilidad de replantear el modelo es una oportunidad y una obligación legal.

Se dice en privado que usted no quiere casar una pelea con Fecode en este tema. ¿Usted va a dejar que se salgan con la suya?

Las presiones para mantener los contratos, así como para terminar con ellos, son intensas; pero son menos fuertes las voces para lo que realmente hay que hacer, que es aprender de los mejores colegios, sean distritales, privados o de concesión.

CAROL MALAVER
Redactora de EL TIEMPO