Archivo

Un continente visto en fotos

La exposición 'América Latina, Fotografías 1960-2013' propone una mirada amplia y diversa.

notitle
24 de febrero 2014 , 03:10 p.m.

Más de dos años fueron necesarios para que la muestra ‘América Latina, Fotografías 1960-2013’ pudiera ser realidad. Fue un reto, no solamente por su gran envergadura, con obras de 72 artistas procedentes de 11 países del continente, sino por el propósito que los curadores se trazaron al organizarla: “mostrar con imágenes descriptivas y elocuentes qué es América Latina”, comenta Leanne Sacramone, una de las curadoras de la muestra.

Con ese mapa de ruta, se inició el trabajo de selección de obras, que hizo hincapié en el diálogo que desde los años 70 ha existido entre fotografía y texto, para que la palabra escrita en, junto o frente a una foto la cargue de más sentido o le dé otro significado. Esta es una tendencia que impera todavía con fuerza en las imágenes que se producen en la actualidad.

Presencia colombiana

Una vez estuvieron seleccionadas las imágenes que conformarían la exhibición, los curadores se dieron a la tarea de organizar cuatro recorridos para que los visitantes pudieran apreciarlas bajo una serie de guías temáticas. La primera revela al continente en su espacio físico, es decir que el paisaje y la naturaleza, con toda su riqueza, esplendor y diversidad se convierte aquí en protagonista.

A esta sección le siguen instantáneas en las que se hacen evidentes las complejas dinámicas que se dan entre los habitantes de las ciudades. Tres colombianos hacen parte de esta sección: Rosario López, presenta la serie Esquinas gordas, en la que se pueden ver unos promontorios de cemento levantados en las esquinas bogotanas para que los habitantes de la calle no se puedan instalar allí. También están presentes los trabajos Latin Fire, de Ever Astudillo, sobre lugares populares de Cali; y la serie Muros colombianos, de Sergio Trujillo Dávila.

Posteriormente, se pasa al espacio denominado Informar-denunciar, en el que quedan al descubierto los conflictos y los episodios marcadamente violentos por los que ha pasado el continente. Aquí se destaca en particular el trabajo de la artista bogotana Johanna Calle, pues presenta varias piezas de la serie Pie de fotos, en las que, como su nombre lo indica, transcribe las leyendas de imágenes provenientes de los archivos criminalísticos de la policía, sin reproducir la imagen.

Se trata de una obra con tanta fuerza que la elocuencia y las descripciones de los textos logran que la imagen ni siquiera se extrañe.

El último recorrido que se plantea está dedicado a la forma como se ha construido o reconstruido la memoria y la identidad de los pueblos latinoamericanos. El colombiano Juan Manuel Echavarría presenta aquí dos fotografías de la serie La ‘O’ y el video Bocas de ceniza, donde se pueden escuchar los cantos fúnebres de algunos sobrevivientes de comunidades que han sido víctimas de masacres.

La obra Paístiempo, del payanés Óscar Muñoz, también ocupa un lugar destacado en esta sección de la muestra, con la reproducción de las primeras páginas de los diarios EL TIEMPO y El País de Cali, por medio de la trama de puntos, en un cuadernillo de papel periódico. Pero, a medida que se van pasando las páginas, se va perdiendo la nitidez, pues los puntos que conforman las imágenes y las letras se van adelgazando en cada hoja y con ello se hace ilegible su contenido. Una reflexión acerca de cómo el cúmulo de información que se recibe a diario, hace que casi al tiempo que se produce, se vuelve obsoleta.

MELISSA SERRATO RAMÍREZ
PARA EL TIEMPO