Archivo

Televisión pirata genera pérdidas por 60 millones de dólares

Operadores denuncian que en el 2012, el gobierno dejó de recibir 108 mil millones de pesos.

24 de febrero 2014 , 03:06 p.m.

El robo de señal de televisión por cable le genera hoy al país pérdidas por 60 millones de dólares al año.

Así lo denuncian los principales operadores que prestan este servicio, pues solamente en el 2012, por concepto de recaudo de impuestos y pagos por concesión, el gobierno dejó de recibir al menos $ 108 mil millones de pesos.

De los 10. 454. 696 hogares que hoy tienen televisor en Colombia, 1.078.903 tienen señal de televisión pirata y el subregistro puede alcanzar los 669.153 hogares.

Bogotá, la región oriental del país (Norte de Santander, Santander, Boyacá, Cundinamarca y Meta), Antioquia y Valle son las zonas del país donde más se presenta el fenómeno de la piratería, de acuerdo a un estudio de mercados realizado por las mismas empresas.

Quienes integran esta industria de la televisión paga y que cumplidamente hacen sus aportes de impuestos y son fuente de miles de empleos se han unido, a través de la "Alianza contra la piratería de televisión paga" para hacerle frente a ese flagelo.

Mañana y hasta el próximo jueves, en el centro de convenciones de Cartagena, el gremio, representado en más de 20 empresas, se reunirá para diseñar estrategias que impulsen y apoyen la gestión de las autoridades como la ANTV, la Policía y la Fiscalía, para perseguir y desmantelar las diferentes organizaciones delictivas dedicadas a robar señal.

De acuerdo a los reportes de los operadores el fenómeno se produce, en el mayor de los casos, por medio de un tipo de piratería que involucra el uso de receptores satelitales FTA para poder descifrar, ilegalmente y sin autorización, las señales de televisión paga.

Los cálculos de las autoridades es que en el 2012 ingresaron al país, en promedio, 40.000 de estos decodificadores sin contar los que llegaron de contrabando, lo que hace imposible ejercer un control más estricto sobre las empresas ilegales.

El robo de señal no solamente ocasiona pérdidas económicas, también causa un gran perjuicio a la imagen que los operadores transmiten legalmente, pues quienes pagan por el servicio es probable que la reciban con interferencia.

Michael Hartman, delegado de una de las multinacionales de televisión por cable que participarán del evento, dijo que "durante el 2014 seguiremos trabajando como equipo y en conjunto con los entes gubernamentales, judiciales y policiales de la región, apoyando la libre competencia y el desarrollo de la industria".

Televisión pirata genera pérdidas por 60 millones de dólares

El robo de señal de televisión por cable le genera hoy al país pérdidas por 60 millones de dólares al año.

Así lo denuncian los principales operadores que prestan este servicio, pues solamente en el 2012, por concepto de recaudo de impuestos y pagos por concesión, el gobierno dejó de recibir al menos $ 108 mil millones de pesos.

De los 10. 454. 696 hogares que hoy tienen televisor en Colombia, 1.078.903 tienen señal de televisión pirata y el subregistro puede alcanzar los 669.153 hogares.

Bogotá, la región oriental del país (Norte de Santander, Santander, Boyacá, Cundinamarca y Meta), Antioquia y Valle son las zonas del país donde más se presenta el fenómeno de la piratería, de acuerdo a un estudio de mercados realizado por las mismas empresas.

Quienes integran esta industria de la televisión paga y que cumplidamente hacen sus aportes de impuestos y son fuente de miles de empleos se han unido, a través de la "Alianza contra la piratería de televisión paga" para hacerle frente a ese flagelo.

Mañana y hasta el próximo jueves, en el centro de convenciones de Cartagena, el gremio, representado en más de 20 empresas, se reunirá para diseñar estrategias que impulsen y apoyen la gestión de las autoridades como la ANTV, la Policía y la Fiscalía, para perseguir y desmantelar las diferentes organizaciones delictivas dedicadas a robar señal.

De acuerdo a los reportes de los operadores el fenómeno se produce, en el mayor de los casos, por medio de un tipo de piratería que involucra el uso de receptores satelitales FTA para poder descifrar, ilegalmente y sin autorización, las señales de televisión paga.

Los cálculos de las autoridades es que en el 2012 ingresaron al país, en promedio, 40.000 de estos decodificadores sin contar los que llegaron de contrabando, lo que hace imposible ejercer un control más estricto sobre las empresas ilegales.

El robo de señal no solamente ocasiona pérdidas económicas, también causa un gran perjuicio a la imagen que los operadores transmiten legalmente, pues quienes pagan por el servicio es probable que la reciban con interferencia.

Michael Hartman, delegado de una de las multinacionales de televisión por cable que participarán del evento, dijo que "durante el 2014 seguiremos trabajando como equipo y en conjunto con los entes gubernamentales, judiciales y policiales de la región, apoyando la libre competencia y el desarrollo de la industria".

Así lo denuncian los principales operadores que prestan este servicio, pues solamente en el 2012, por concepto de recaudo de impuestos y pagos por concesión, el gobierno dejó de recibir al menos $ 108 mil millones de pesos.

De los 10. 454. 696 hogares que hoy tienen televisor en Colombia, 1.078.903 tienen señal de televisión pirata y el subregistro puede alcanzar los 669.153 hogares.

Bogotá, la región oriental del país (Norte de Santander, Santander, Boyacá, Cundinamarca y Meta), Antioquia y Valle son las zonas del país donde más se presenta el fenómeno de la piratería, de acuerdo a un estudio de mercados realizado por las mismas empresas.

Quienes integran esta industria de la televisión paga y que cumplidamente hacen sus aportes de impuestos y son fuente de miles de empleos se han unido, a través de la "Alianza contra la piratería de televisión paga" para hacerle frente a ese flagelo.

Mañana y hasta el próximo jueves, en el centro de convenciones de Cartagena, el gremio, representado en más de 20 empresas, se reunirá para diseñar estrategias que impulsen y apoyen la gestión de las autoridades como la ANTV, la Policía y la Fiscalía, para perseguir y desmantelar las diferentes organizaciones delictivas dedicadas a robar señal.

De acuerdo a los reportes de los operadores el fenómeno se produce, en el mayor de los casos, por medio de un tipo de piratería que involucra el uso de receptores satelitales FTA para poder descifrar, ilegalmente y sin autorización, las señales de televisión paga.

Los cálculos de las autoridades es que en el 2012 ingresaron al país, en promedio, 40.000 de estos decodificadores sin contar los que llegaron de contrabando, lo que hace imposible ejercer un control más estricto sobre las empresas ilegales.

El robo de señal no solamente ocasiona pérdidas económicas, también causa un gran perjuicio a la imagen que los operadores transmiten legalmente, pues quienes pagan por el servicio es probable que la reciban con interferencia.

Michael Hartman, delegado de una de las multinacionales de televisión por cable que participarán del evento, dijo que "durante el 2014 seguiremos trabajando como equipo y en conjunto con los entes gubernamentales, judiciales y policiales de la región, apoyando la libre competencia y el desarrollo de la industria".

REDACCIÓN JUSTICIA