Archivo

'Carachito' se merece un castigo... (Opinión)

notitle
24 de febrero 2014 , 12:27 a.m.

Hace mucho tiempo, por allá en 1996, Édison Mafla, aquel talentoso volante del Deportivo Cali, no se le ocurrió mejor celebración de un gol suyo, en el estadio Doce de Octubre, en Tuluá, que ir a sacarles la lengua y hacerles muecas a los hinchas locales, que ya bien aburridos estaban de ir perdiendo. La Dimayor lo castigó con un partido de suspensión por irrespetar al público.

Si una cosa que no parece tan grave mereció castigo, pues lo que hizo Juan Guillermo Domínguez este domingo, tras el 1-0 de Junior al Deportivo Cali, merece un sanción ejemplar. El cuento de que así celebra su hermano no se lo cree ni el propio Álvaro, aislado por Leonel Álvarez en el Cali junto a otros dos jugadores, Daley Mena y Lucas Scaglia, y condenado a entrenar con las divisiones menores.

No es justo lo que pasa con 'Caracho' en el Cali. Si no lo necesitan, déjenlo ir. Pero 'Carachito' no puede tomar justicia por su propia mano, costumbre, por demás, muy colombiana. Que no venga con cuentos: fue directamente a donde estaba Leonel, le apuntó a él. Y de lo primero que habló después del partido fue de lo que pasa con su hermano en Cali, así que no hay malas interpretaciones, como dicen quienes, increíblemente, han salido a defenderlo.

Con lo violento que es ahora el entorno del fútbol colombiano, ¿valía la pena, señor Domínguez, ir a apuntarle directamente al técnico del Deportivo Cali? Álvarez, por fortuna, tuvo cabeza fría y no le respondió. Ahora, lo que falta es que la Dimayor castigue al jugador, y que no vaya a ser una simple sacada de lengua, como la de Mafla hace casi 18 años.

El Torneo de Ascencio...

JOSÉ ORLANDO ASCENCIO
Subeditor de Deportes