Archivo

Punta Cana, un diamante en el Caribe

Sus playas y variedad de planes hacen del lugar uno de los más visitados de las Antillas.

notitle
24 de febrero 2014 , 09:23 a.m.

Descanso y placer es lo que promete Punta Cana, y lo cumple. Este lugar, en la provincia de Altagracia, en el oriente de República Dominicana, es el destino perfecto para vivir unos días de total relajación, pues está pensado al detalle para que el visitante no tenga que hacer nada más que disfrutar.

Con más de 50 kilómetros de playas de arenas blancas y finas (catalogadas como las más bellas del mundo) y sus enormes hoteles y resorts, Punta Cana es una de las joyas del Caribe. Solo verla para entender que las postales de este lugar se quedan cortas para dibujar su exuberancia.

Por eso lo primero para hacer aquí es disfrutar de la playa y el mar: recostarse en una hamaca y estirar la mano cada vez que quiera una bebida. O caminar en la arena o bañarse en el mar o, si está de ánimo más deportivo, también puede hacer snorkel, bucear o montarse en un jetski.

Punta Cana es una invitación al placer de dejarse atender y del lujo. Y ese carácter paradisiaco no ha pasado desapercibido, pues incluso las celebridades gozan aquí sus días de sol y, por eso, artistas como Julio Iglesias tienen mansiones y es visitada continuamente por estrellas de Hollywood como Will Smith, Cameron Díaz o Sarah Jessica Parker.

Sin embargo, eso no quiere decir que sea un lugar inalcanzable para vacacionar, sino todo lo contrario: su oferta hotelera se ha especializado en los planes 'todo incluido' y los ha convertido en una opción para disfrutar de todas las comodidades (excelentes restaurantes, buenas bebidas y alojamiento confortable) a precios razonables.

Y sus posibilidades abarcan a todos, pues Punta Cana es perfecta para ir en familia, pareja o con un grupo de amigos y, por eso, hay planes para cada uno de ellos, que van desde los deportes acuáticos, pasando por los espectáculos con leones marinos y delfines y llegando a una musculosa oferta en discotecas y vida nocturna. Por supuesto, si va con su pareja o con sus amigos, una buena opción son los resorts para adultos.

Por todo esto llegan turistas de todo el mundo, incluso de lugares tan distantes como Rusia, que encuentran un refugio para descansar.

Planes imperdibles

Hay muchas opciones para entretenerse que van desde su vida nocturna, hasta la práctica de deportes acuáticos y buceo. Sin embargo, tres de los planes más populares son la excursión a la isla Saona, a la que se llega en catamarán, dura todo el día y cuesta alrededor de 100 dólares por persona; nadar con delfines (de 115 a 180 dólares según el plan) y conducir buggies (120 dólares solo y 160 compartido).

Santo Domingo

Si va a República Dominicana, dedíquele un par de días a Santo Domingo, su capital. La ciudad cuenta con buena oferta de hoteles boutique en la zona colonial, en un entorno de calles adoquinadas y rincones encantadores.

Un recorrido nocturno por la calle de las Damas permite una vista de la fortaleza Ozama, la más antigua de América, que aún está resguardada por los cañones que protegían el puerto de la ciudad. Este mismo camino va hacia la plaza España, en donde la movida nocturna es un verdadero momento dominicano, con merengue (el ritmo por el cual este país se destaca en el mundo), bachata y dembow.

Si usted va...

Es importante que tenga en cuenta que para entrar a República Dominica debe portar una de estas tres visas. Pero si no tiene ninguna de ellas debe pedir visado de turismo en la embajada dominicana.

Toda la información la puede encontrar en su embajada en Colombia, teléfono (01) 601 1670, en Bogotá, o a través de su agencia de viajes.

REDACCIÓN EL TIEMPO