Archivo

Heat ganó sin James en la jornada dominical de la NBA

Por su parte, Thunder cayó a pesar de tener a su figura, Durant, en el campo.

notitle
24 de febrero 2014 , 08:42 a.m.

La ausencia de la estrella LeBron James no impidió a Heat de Miami conseguir la victoria en su duelo contra Bulls de Chicago, mientras que Thunder de Oklahoma City no pudo contra Los Ángeles Clippers a pesar de la gran aportación ofensiva que recibió del alero Kevin Durant.

El actual bicampeón de liga confirmó que cada vez es mejor equipo aun sin su estrella y lo demostró al ganar 93-79 a Bulls, en lo que fue su quinto triunfo seguido. James, que no se pudo recuperar del golpe que recibió en la nariz durante el partido del pasado jueves cuando Heat se enfrentó a Thunder y ganó a domicilio 81-103, tuvo que presenciar el encuentro desde el banquillo, con traje de calle, y ver cómo el pívot Chris Bosh se encargaba de ser el líder ganador.

Bosh aportó 28 puntos y 10 rebotes, incluidos siete defensivos, y encabezó una lista de cuatro jugadores de Heat que tuvieron números de dos dígitos. Junto a Bosh, que jugó de número cuatro, el escolta Dwyane Wade también brilló con 23 puntos, 10 rebotes y siete asistencias.

Heat llegó a los 40 triunfos, incluidos los ocho que llevan en el mes de febrero (8-1), segundo que lo consigue la Conferencia Este, sólo superado por Pacers (43-13), y se colocó a sólo un juego y medio del equipo de Indiana (40-14) en la lucha por la mejor marca. El pívot Joakim Noah aportó 20 puntos, 15 rebotes y cuatro tapones que lo dejaron como líder de Bulls (29-26), que vio rota su racha de cinco triunfos seguidos.

El escolta Jamal Crawford anotó 36 puntos y se erigió en el líder del ataque de Clippers, que se impuso a domicilio 117-125 frente a Thunder, que perdió el segundo partido consecutivo a pesar de los 42 puntos de Durant.

Además de ser la primera vez que Thunder (43-14) perdió dos partidos consecutivos en su campo, también permitió la mayor anotación que le han hecho en lo que va de temporada, y se quedó sin la mejor marca de la liga, que ahora le pertenece a Pacers de Indiana (42-13), que tuvo jornada de descanso.

El base Damian Lillard mostró su condición de líder y se encargó de dirigir el ataque de Trail Blazers de Portland, que vino de atrás y ganó 108-97 a Timberwolves de Minnesota, segundo triunfo seguido que consigue a pesar de la ausencia del ala-pívot LaMarcus Aldridge.

Una vez más, el ala-pívot Kevin Love fue el líder encestador de Timberwolves al aportar 31 puntos y 10 rebotes que no impidieron la derrota y ver rota una racha de tres triunfos consecutivos que tenía el equipo de Minnesota (27-29). Love estableció la mejor marca en la historia de la franquicia al conseguir por quinto partido consecutivo 30 o más puntos, además de ser líder de la liga con 47 partidos en los que ha tenido un doble-doble.

El base Patrick Beverley aportó 20 puntos, incluido un triple cuando restaban 34.3 segundos del tiempo reglamentario, y dio a Rockets de Houston (38-18) un triunfo a domicilio (112-115) contra Suns de Phoenix. El base esloveno Goran Dragic, exjugador de Rockets, se convirtió una vez más en el líder del ataque del equipo de Phoenix al aportar 35 puntos, su mejor marca como profesional.

La combinación encestadora del base Kyle Lowry y el escolta DeMar DeRozan produjo 52 puntos que permitieron a Raptors de Toronto ganar fácil 105-90 a Magic de Orlando y consolidó su liderazgo en la División Atlántico (31-25). Lowry aportó 28 tantos incluidos cuatro triples, seis asistencias, cuatro rebotes y perdió siete balones de los 23 que tuvieron Raptors, mientras que DeRozan llegó a los 24 tantos.

El debut del pívot Jason Collins con Nets de Brooklyn lo convirtió en el primer jugador abiertamente homosexual que disputa un partido dentro de la NBA y su nuevo equipo lo celebró con triunfo a domicilio 102-108 frente a Los Ángeles Lakers.

En otros partidos de la jornada, Washington venció a domicilio 83-96 a Cleveland y Sacramento hizo lo propio (95-109) ante Denver.

EFE