Archivo

Chilenos mandan en negocio del propano

Varias firmas extranjeras de gas licuado aspiran a elevar su participación de mercado en Colombia.

notitle
23 de febrero 2014 , 09:05 p.m.

En unos tres años, y a través de compras de competidores, las empresas chilenas se apoderaron de más del 50 por ciento del mercado colombiano de gas propano, también llamado gas licuado de petróleo (GLP).

Así lo indica una presentación que hizo Empresas Copec ante un grupo de inversionistas en su país.

El documento dice que la participación de las firmas chilenas en el negocio de GPL en Colombia es del 71 por ciento, bajo el liderazgo de Abastible, del grupo Angelini, dueño de Empresas Copec, con el 33 por ciento.

Cabe recordar que Copec es la controladora indirecta de la colombiana Terpel, empresa dedicada a la distribución de gasolina y gas natural vehicular.

A Abastible le sigue Gasco, con el 28 por ciento, seguida de Lipigás, con un 10 por ciento por ciento.

Sin embargo, Abastible planea seguir expandiéndose, pues adquirió el 51 por ciento, por 76,5 millones de dólares, de la firma Inversiones del Nordeste.

Mientras que Gasco pretende subir su participación al 40 por ciento, a través de la vía orgánica y eventualmente compra de más empresas de GLP colombianas.

Lo propio hará Lipigás, que espera pasar del 10 al 20 por ciento de mercado, también tomando el camino de nuevas adquisiciones y el crecimiento orgánico.

Analistas dijeron al diario Estrategia que las empresas chilenas podrían pasar a controlar en el mediano plazo un 90 por ciento del mercado de GLP colombiano.

El atractivo del negocio radica, entre otros, en el marco regulatorio, caracterizado por la libertad de precios, convirtiéndose en una de las razones para que en los últimos cuatro años haya recibido inversiones por 450 millones de dólares.

El gremio colombiano Gasnova señala que si se desarrollan los nuevos usos, como el vehicular, el mercado de GLP tiene un potencial de 2,6 billones de pesos en el país.

Actualmente, su tamaño se estima en un billón de pesos anuales.

Mientras, el volumen de venta anual asciende a 552 millones de kilogramos, aunque se estima que el 20 por ciento se comercializa el mercado ilegal.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS