Archivo

Editorial: Es 'tiempo de actuar'

23 de febrero 2014 , 08:26 p.m.

Hace una semana, en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, en Bogotá, tuvo lugar un acto trascendental. El canciller británico, William Hague, visitó a Colombia para ofrecer su decidido apoyo, que es el de su país, al proceso de paz que se lleva a cabo en La Habana. Pero vino, especialmente, a invitar a las autoridades todas a sumarse a la iniciativa ‘Tiempo de actuar’, la cual él lidera en el mundo y que han suscrito ya 140 países, para contener la violencia sexual en los conflictos.

El acto, promovido por la embajada británica y esta Casa Editorial, denominado ‘Tiempo de actuar: Colombia y el Reino Unido contra la violencia sexual’, deja hechos concretos. El señor Hague quiso despertar conciencia, claro está, y eso es muy valioso. Pero trajo propuestas claras, como la creación de una consultoría técnica para la formación de fiscales especializados en el tema, y anunció que vendrá una comisión para desarrollar el protocolo para investigar y judicializar los casos.

En la mira está, claramente, la impunidad –en la que se centró el debate–, que aquí es una vergüenza. A la fecha, ante la Unidad de Justicia y Paz se han denunciado 150.000 casos de violencia sexual. Sin embargo, para risa de los abusadores, solo hay dos condenas en firme. La impunidad en general, contando los casos que no están dentro de este sistema, alcanza un 90 por ciento, según los diferentes estudios e investigaciones de las organizaciones de derechos humanos y de mujeres.

Al respecto, ONU Mujeres también se pronunció allí y recordó que “las mujeres colombianas tienen el derecho a un acceso a la justicia y a una reparación que no las devuelva a su condición previa a los hechos de victimización”. Le sobra razón, más cuando en Colombia cada 6 horas una mujer es víctima de abuso a causa del conflicto armado y un promedio diario de 245 son sometidas a algún tipo de violencia. Por eso, desde el 2010, EL TIEMPO apoya y lidera la campaña de la periodista Jineth Bedoya ‘No es hora de callar’, que también recibió todo el respaldo del canciller Hague. Así que la aplicación de justicia es asunto crucial. Y apoyos como el británico alimentan la esperanza de que pronto la sociedad se aliviará de este horrendo azote.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com.co