Archivo

La naturaleza vive en las ruinas del Espacio Odeón

Muestra colectiva reflexiona sobre el paisaje urbano a partir de intervenciones en la arquitectura.

notitle
23 de febrero 2014 , 05:43 p.m.

“Más que una crítica, esta es una invitación a pensar qué está pasando con la vida natural en la ciudad”, dice la curadora Ximena Gama sobre Rastros del paisaje: apuntes para sótanos y un jardín, que se ve en el Espacio Odeón, en Bogotá.

Y es que una de sus preocupaciones es la disminución de los espacios verdes en las ciudades. Fue así como decidió invitar a artistas que estuvieran “haciendo señalamientos sobre la vida natural en espacios urbanos”.

Convocó a Alexandra McCormick, a Nicolás Gómez y a Camilo Bojacá para que intervinieran el espacio.

Gómez, por ejemplo, dispuso en el suelo una serie de alambres recolectados en las construcciones y que se asemejan a un cultivo en el campo. “Es un residuo del levantamiento de las ciudades, que además se ve en las paredes del edificio, como si fueran las venas de este”, señala el artista.

Bajando las escaleras, está la obra de McCormick, Minuta para un estanque, una video instalación con apartes de lo que sucede en un estanque y que cuestionan la artificialidad de estos. Además, un hidrógrafo –que mide la humedad usando cabello humano– registra la que se da en este espacio, otro aspecto que le llamó la atención del Odeón. “La idea es ‘dibujar’ la humedad hasta el desmonte de la obra”.

Allí mismo, en el jardín del sótano, las baldosas contrastan con un grafiti en el que se lee: ‘Errores que se consumen con el tiempo’, hecho con musgo. Hay un diálogo entre la ciudad y la naturaleza a partir de este material, que además se convirtió en hogar de insectos.

Dice Bojacá que la frase tendrá más sentido una vez que el musgo crezca, cuando “se desborde y la desdibuje”.

Aún así, señala que hay dos posibilidades: “que el musgo crezca y modifique la frase y la otra que se seque y se caiga”. Y esas dos opciones hacen que la intervención tenga sentido puesto que, el tiempo dirá si es el musgo el que se consume o si la pared será consumida por este.

Además de estas intervenciones hay una Sala de antecedentes, en la que se pueden ver los trabajos previos que hicieron estos tres artistas en Odeón y que se relacionan con la acción del ser humano con el medio ambiente. Por ejemplo, la obra de Nicolás Gómez, unos troncos y raíces de árboles que él pintó de naranja y que se parecen a conos de tránsito. También está un registro de Cómo sembrar errores sin convertirse en uno de ellos, de Bojacá y otra obra de McCormick.

Con esta exposición se inicia el ciclo de actividades de Odeón para este año, entre las que están un centro de documentación y un programa académico, cuyas fechas están por confirmar.

¿Dónde y cuándo?

Rastros del paisaje: apuntes para sótanos y un jardín se verá hasta el 12 de marzo, en Espacio Odeón: cra. 5 n.° 12c -73. Bogotá. Tel: 743-7064.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO