Archivo

Aseguran que las interceptaciones a Santos son 'graves'

En Palacio esperan que se encuentre a los responsables y se investigue cuál fue el interés.

22 de febrero 2014 , 09:36 p.m.

Sectores de la Unidad Nacional y de oposición no solo calificaron como “graves” las interceptaciones a las comunicaciones del presidente Juan Manuel Santos, reveladas este sábado por EL TIEMPO, sino que coincidieron en la necesidad de que se investigue a fondo quiénes son los responsables y cuál es el interés que tienen para cometer este tipo de ilícitos.

Incluso, algunas voces pidieron establecer si las interceptaciones a las comunicaciones del Jefe de Estado las realizaron organismos de inteligencia internacionales.

El ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, le dijo a RCN Radio que “este tema tampoco es tan nuevo”, pero que el Gobierno “está buscando la forma de blindar estas comunicaciones”.

“Santos tiene que establecer el origen de las interceptaciones, y cuando lo haga debe investigar si se hicieron desde afuera, porque, si es así, hay que emitir protestas y ser tajante en el rechazo”, aseguró el liberal Juan Manuel Galán.

Esta misma postura la expresó el jefe de ‘la U’, Sergio Díaz-Granados, quien dijo que “hay que mirar cómo se deben proteger las comunicaciones del Presidente ante posibles interceptaciones de organismos externos de inteligencia”.

En la Casa de Nariño esperan el resultado de las investigaciones para conocer la procedencia de estas interceptaciones ilegales.

Son dos los correos del Presidente que fueron interceptados. Uno tiene información relacionada con una compra de obras de arte y el otro habla de los estudios de la hija de Santos.

“El señor Presidente, hace algunos días, me informó de esa preocupación que él tenía y de esa información de que probablemente algunos de sus correos estaban siendo intervenidos, me parece que es un tema delicado”, dijo este sábado el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

Agregó que el Ministerio ordenó fortalecer la seguridad del Presidente y que desde ya buscan conformar una comisión de expertos nacionales e internacionales que bien podría ser de personas de “España, Reino Unido, Corea del Sur e Israel” que ayuden a revisar el tema de estas interceptaciones.

Óscar Iván Zuluaga, candidato presidencial del Centro Democrático, afirmó que estos hechos “son muy graves, pero hay que clarificar quiénes los hacen y por qué”.

La candidata presidencial del conservatismo, Marta Lucía Ramírez, afirmó que tiene “dudas sobre la información del correo, porque ponerlo de víctima (a Santos) de la inteligencia es seguir generando desconfianza entre los colombianos, y la ley de inteligencia le da una responsabilidad muy grande al Presidente en esta materia”, puntualizó.

Clara López, candidata presidencial del Polo Democrático, aseguró que “si al Presidente le interceptan sus correos electrónicos, los únicos responsables tienen que estar dentro del Estado o es alguien que está utilizando los equipos perdidos del DAS, que son del Estado”.

De acuerdo con Carlos Fernando Galán, jefe de Cambio Radical, debe haber “celeridad” en las investigaciones, para no permitir la desinstitucionalización de los sistemas de inteligencia del país.

Todos coinciden en que la inteligencia es necesaria en materia de seguridad, pero urgieron controles más eficaces en esta materia.

Samper le entregó propuestas al Presidente

El liberalismo socialdemócrata, que lidera el expresidente Ernesto Samper, ya le hizo un aporte a la campaña por la reelección del presidente Juan Manuel Santos.

Se trata de una serie de propuestas programáticas, que fueron el resultado de un foro que realizó Samper, y que le entregó a Santos, en medio de una reunión que sostuvieron recientemente.

Algunas de esas propuestas indican que el Gobierno, más allá de la pobreza, tiene que pensar en igualdad y en una política sectorial para la reindustrialización del país, que cree bases de economía campesina. También que haya una mayor participación civil en el proceso de paz y que se lleguen a acuerdos humanitarios para que los niños no sigan siendo víctimas de la guerra.

REDACCIÓN POLÍTICA