Archivo

Quito podría dar la sorpresa electoral este domingo

En las elecciones municipales, un opositor puede alzarse con la Alcaldía de la capital ecuatoriana.

notitle
21 de febrero 2014 , 08:34 p.m.

Ecuador está desde el viernes en ‘reflexión electoral’. Mañana domingo, sus ciudadanos elegirán a 5.651 autoridades para los gobiernos provinciales, municipales y parroquiales de todo el país.

El silencio electoral rige desde la medianoche del jueves. Unos 11,6 millones de ecuatorianos acudirán a las urnas, tras una campaña política que ha logrado radicalizar los resultados que se obtendrán en Quito, como el símbolo del apoyo ciudadano al proyecto gubernamental del presidente Rafael Correa.

La alcaldía de Guayaquil, en manos del socialcristiano Jaime Nebot desde agosto del 2000, se había convertido en el centro de atención electoral, tanto del mandatario, como de Alianza País (AP) su movimiento político. El objetivo era vencer el último rezago de la ‘partidocracia’ y rescatar a la ciudad de manos de la derecha. La sorpresa la dio Quito, con encuestas que favorecían, hasta hace dos semanas, al opositor Mauricio Rodas, del movimiento Suma.

Al 12 de febrero, la empresa Cedatos ubicaba a Rodas con el 49,9 por ciento de los votos, y al actual alcalde Augusto Barrera, con el 46,6 por ciento. La encuestadora Market favorecía a Rodas con el 42 por ciento de intención de voto sobre Barrera, con el 36. CMS (Consult Marketing Solutions) señalaba a Rodas con el 40,49 por ciento frente a un 29,07 de Barrera y solamente la firma Opinión Pública ponía a ambos candidatos en un empate técnico con dos puntos de diferencia, a favor del burgomaestre.

Desde entonces, Correa y el aparato gubernamental desplegaron un “trabajo en equipo” para revertir esos resultados. Pese a quejas y reclamos de la oposición, Correa ha cumplido una intensa agenda en diversos medios de comunicación afines al Gobierno y ha visitado barrios y organizaciones sociales de la capital ecuatoriana.

El presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) exhortó al mandatario a que se acoja al silencio electoral y no haga la sabatina de hoy. Para el CNE, suspenderla “sería algo saludable para la democracia”. Correa, sin embargo, no descartó rendir su informe de labores semanal.

“Hemos conminado. Hasta ahí llegamos. He apelado a su sensibilidad, a su inteligencia (de Correa), pero si en las 48 horas de veda electoral, de reflexión de los ciudadanos, sin interferencias de los medios, surge un evento de este tipo, está fuera de nuestra gobernabilidad”, señaló el presidente del CNE.

MAGGY AYALA SAMANIEGO
Corresponsal de EL TIEMPO
Quito