Archivo

En Colina, una torre de 25 pisos está inclinada

Constructora Alcabama -a cargo de la obra- dice que la situación está controlada y que no se caerá.

notitle
21 de febrero 2014 , 05:42 p.m.

Una torre nueva de 25 pisos en la calle 137 con carrera 55 (Colina Campestre) aún está inclinada unos pocos centímetros. Aunque, en comparación con meses atrás, se ha enderezado.

“Antes estaba más inclinada; desde hace como tres meses o más, comenzaron a ‘inyectarles’ cemento a las bases y ya no está tan torcida”, manifestó Yolanda Patiño, vecina del sector.

A la mayoría de residentes les inquieta imaginar que la torre podría caerse o que su base sea inestable. Sin embargo, la constructora Alcabama –a cargo de la obra– asegura que tienen la situación controlada y que no se caerá.

Alcabama señaló que la torre tuvo un asentamiento diferencial, un fenómeno que, según ellos, suele presentarse en las construcciones de altura. “En este caso se debió a un desconfinamiento del terreno en el momento en el que se hacía una excavación”, explicaron.

Cuando la compañía se dio cuenta de que el asentamiento era mayor que el que esperaban (alcanzó los 26 centímetros), reforzaron la cimentación (base) del edificio. “Eso no quiere decir que la cimentación no hubiese estado proyectada de manera adecuada, sino que frente a este fenómeno inesperado tocaba reforzarla”, aclaró la constructora.

El peso de la torre, cuando esté habitada, será de 22.000 toneladas, y con el reforzamiento soportará 32.200 toneladas, 10.000 más de lo previsto. Por ello, quieren dar un parte de tranquilidad a la comunidad. “Tenemos controlada la situación, no hay fisuras ni grietas por ninguna parte”, señalaron.

El 31 de octubre del 2013, por petición de la comunidad, el Fopae, junto con la alcaldía local de Suba, visitó el lugar. “Nos manifestaron que desde marzo de ese año la torre se estaba inclinando y que continuaba con la instalación de pilotes de barrote de 60 metros de longitud”, dijo la alcaldía.

Se espera que para antes de abril del 2014 la inclinación ya se haya corregido en su totalidad. “El asentamiento era de 26 cm y hemos corregido 18 cm, nos faltan 8 cm” dijo Alcabama.

Con respecto a los compradores, afirmaron que desde que ocurrió el fenómeno decidieron contarles lo que pasaba y las acciones que tomarían. Y que solo el 20 por ciento decidieron retirarse del negocio.

REDACCIÓN MI ZONA