Archivo

Defensa de Leopoldo López apelará privativa de libertad

Su abogado asegura que "no se configuraron los delitos y la jueza no tenía competencia territorial".

notitle
21 de febrero 2014 , 11:53 a.m.

Jurídicamente el proceso contra Leopoldo López no tiene ningún asidero legal, debido a que en el papel le imputaron la comisión de delitos que no se configuraron en la práctica, explicó el abogado Juan Carlos Gutiérrez, integrante de la defensa del coordinador de Voluntad Popular. (Vea aquí el cubrimiento especial de EL TIEMPO a la situación en Venezuela)

“Lo señalan por asociación, pero no dicen con quién ni en dónde opera. El fiscal se contentó con decir que lo ocurrido el 12 de febrero tenía que haber sido producto del accionar de un grupo organizado para cometer delitos, pero no presentó ningún sustento para esa hipótesis”, contó el abogado. (Lea también: 'Maduro está dramatizando y exagerando', dicen desde el Congreso)

A López lo imputaron por la supuesta comisión de los delitos de instigación al delito en calidad de autor intelectual, incendio y daños en calidad de determinador, y asociación ilícita. De ser hallado culpable, podría estar preso 10 años, aproximadamente.

La defensa apelará la próxima semana la decisión de la jueza 16 de Control Penal de Caracas, Ranelys Tovar, de mantenerlo preso.

“Presentaremos el recurso no solo porque no se configuraron los delitos, sino porque además la jueza no tenía competencia territorial: la audiencia se celebró en un autobús que ubicaron a pocos metros del Cenapromil, en Los Teques, estado Miranda, y la competencia de la juez es solo dentro del área metropolitana de Caracas”, explicó.

Gutiérrez recordó que en la imputación el Ministerio Público eliminó los delitos de homicidio y terrorismo, los cuales estaban incluidos en la orden de captura contra López.

Escenarios legales

Después de la imputación efectuada contra López se plantean cuatro escenarios jurídicos:

- Que la corte de apelaciones declare con lugar el recurso de apelación y lo deje en libertad.

- Que siga preso hasta que la Fiscalía concluya la investigación, para lo cual tiene un máximo de 45 días.

- Que, concluida la averiguación, la Fiscalía lo acuse -por los mismos delitos que le imputaron o por otros- y que sea juzgado en libertad o tras las rejas.

- Que finalizada la investigación la Fiscalía pida el cierre temporal o definitivo de la causa por no haber hallado suficientes elementos en su contra.

“Gobierno convirtió en héroe a Leopoldo López”

Mantener tras las rejas a Leopoldo López es un error del Gobierno, el cual, políticamente, beneficia directamente al propio López. Así lo considera el analista político José Vicente Carrasquero.

“La entrega de Leopoldo tuvo un peso político muchísimo más importante que el ‘por ahora’ de Hugo Chávez después de la intentona golpista del 4 de febrero de 1992, porque López hizo su entrega frente a una multitudinaria concentración y porque además se puso en manos de las autoridades por hechos que no constituyen delito y que incluso están consagrados en la Constitución, como el derecho a la protesta y a la manifestación pacífica”, explicó el politólogo.

López eleva su perfil político y tiene mayor relevancia internacional porque después de haber convocado a una marcha pacífica se encuentra privado de libertad, indicó Carrasquero.

“El gobierno convirtió en héroe a López, en un mártir, en un líder valiente que fue capaz de entregarse al Poder Judicial, aunque es sabido que está sometido a una injusticia”, dijo.

El politólogo explicó que la medida del gobierno busca amedrentar a quienes pretendan salir a manifestar. “Se quiere inculcar la idea en la gente de que quien protesta va preso, que quien manifieste va a pagar un costo muy alto, y que las autoridades no van a tolerar la protesta aunque esté prevista en la Constitución”, indicó. (Imágenes de la entrega de Leopoldo López a la justicia)

El apoyo de Ledezma y Machado

El alcalde metropolitano Antonio Ledezma y la diputada María Corina Machado acompañaron a Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, a la cárcel de Ramo Verde, en rechazo al “linchamiento judicial” contra el dirigente, a quien se le decretó privativa de libertad.

Machado pidió al país marchar por la paz el próximo sábado. También dijo que esa manifestación rechazará a los grupos armados y exigirá la libertad de López.

Por su parte, Ledezma pidió a Nicolás Maduro desarmar a los grupos violentoss y rechazó que se hable de una guerra civil: “Para que exista tal cosa se debe hablar de dos grupos y aquí los armados son los colectivos”.

EL NACIONAL (VENEZUELA) GDA