Archivo

Carnaval con danza de reconciliación

Desmovilizados y víctimas del conflicto estarán juntos en desfile de la fiesta.

20 de febrero 2014 , 07:53 p.m.

En medio del Carnaval, una de las principales expresiones folclóricas de Colombia, desmovilizados de grupos ilegales y víctimas del conflicto armado demostrarán que la reconciliación es posible.

Para ello, realizarán en conjunto una muestra de la tradicional danza del Congo, durante el desfile de la Gran Parada de Tradición, el próximo 2 de marzo, en el marco del segundo día del Carnaval de Barranquilla.

A través del Fondo de Seguridad y Convivencia Ciudadana, la Alcaldía presentó el programa ‘En Carnaval, la paz se hace con todos’, una iniciativa que unirá a un grupo de 40 hombres y mujeres, entre víctimas y desmovilizados en proceso de reintegración, en medio de un evento reconocido por su gran poder de convocatoria nacional y mundial, y su capacidad de difuminar distingos de clases sociales y diferencias de todo tipo.

“Con esto queremos enviar un mensaje al país de que Barranquilla es una ciudad comprometida con la agenda nacional de paz”, dijo Jorge Ávila, director del Fondo.

En el Parque José Martí, ubicado en el norte de la ciudad, durante un evento que contó con la presencia de la Reina del Carnaval, María Margarita Diazgranados Gerlein, se realizó una lectura del denominado Bando por la Paz y la Reconciliación, con la participación de Aracelis Calvo, quien hace seis años se desmovilizó del Bloque Central Bolívar de las Autodefensas.

También se contó con la presencia de Giovany Romo, una víctima del conflicto interno del país que azotó a Putumayo. Él fue obligado a abandonar el país en la década de los años 90. “Me impresioné cuando vine a ensayar, porque estamos unidos víctimas y victimarios trabajando por la paz”, reconoció Calvo.

Romo, por su parte, cree que el fin del conflicto sí es posible.

“Las siguientes generaciones no deben heredar la zozobra y la incertidumbre de estar corriendo a toda hora con odio y temor. Se ha presentado este proyecto que quiere dar un paso hacia el fin a toda esta problemática. Con algo de sentimientos encontrados he acogido la propuesta, y quiero demostrar que podemos vivir en paz”, agregó

La iniciativa cuenta con el apoyo de la Unidad de Atención Integral a las Víctimas y la Agencias Colombiana para la Reintegración, entidad encargada de coordinar la reintegración social y económica de grupos armados al margen de la ley.

Andrés Martínez Zalamea
Especial para EL TIEMPO
Barranquilla