Archivo

'Pido perdón por no haber hecho mi labor': Rojas Birry, por 'carrusel'

El expersonero de Bogotá reconoció que recibió $ 500 millones a cambio de no ejercer sus funciones

20 de febrero 2014 , 07:00 p.m.

La juez 37 de control de garantías revisó el caso del expersonero Francisco Rojas Birry, y dictaminó que el exfuncionario se encuentra actualmente en prisión pagando una condena de ocho años por el caso DMG, por lo cual no veía necesario otorgarle una medida de aseguramiento en el proceso que se le adelanta por el 'carrusel de la contratación'.

La funcionaria consideró que, si bien es cierto que Rojas Birry es responsable del delito de cohecho, por el que se declaró culpable, el procesado no es un peligro para la sociedad y no presenta riesgo de no comparecencia debido a su situación jurídica. A esto añadió que el exfuncionario pidió perdón por su conducta y actuaciones en contratos relacionados con malla vial y servicio de ambulancias del distrito: "Pido perdón, perdón y perdón por no haber ejercido el control político, por no haber hecho mi labor", fueron las palabras exactas de Rojas Birry respecto del 'carrusel' de contratos de Bogotá.

Sin embargo, la Procuraduría advirtió que en caso de que el sindicado quede libre por el otro proceso, se justificaría otra medida de aseguramiento en su contra. Además, se refirió a la tarea específica que tenía el expersonero y dijo: "ya estaban cuadrados los Órganos de Control con una bajeza increíble, dentro de este escándalo de corrupción".

Para el Ministerio Público el exfuncionario no solamente no hizo su trabajo, sino que cometió actos ilegales, y finalizó su intervención diciendo que la forma en que delinquió Rojas Birry "es una conducta reprochable y la justicia debe ser ejemplarizante".

Al aceptar los cargos, el expersonero de Bogotá reconoció que recibió 500 millones de pesos a cambio de no ejercer sus funciones en diferentes casos: 150 por malla vial provenientes del contratista Julio Gómez, y 350 de parte de Héctor Zambrano, por la adjudicación del contrato de las ambulancias.

En este momento, Rojas Birry está cumpliendo una sentencia de ocho años de prisión en la cárcel La Picota, por estar relacionado con la captadora ilegal DMG, la cual supuestamente lo habría favorecido con 200 millones de pesos para promover su elección como personero.

En este caso fue condenado por el delito de enriquecimiento ilícito, luego de que la Fiscalía finalizara la investigación y expusiera las pruebas.

Disciplinariamente, la Procuraduría General de la República lo destituyó de su cargo en febrero de 2012, y lo inhabilitó por 12 años para trabajar en cargos públicos; ya que según el ente de control, Rojas Birry debió haberse declarado impedido para vigilar a DMG y no lo hizo.

REDACCIÓN JUSTICIA