Archivo

Fiscalía pagará más de 460 millones de pesos a exfiscal de rostro

El ente acusador no le dio la seguridad adecuada para protegerlo a él y a su familia.

20 de febrero 2014 , 02:29 p.m.

Al exfiscal no se le prestó la protección requerida y por eso fue necesario que saliera con su familia recorriendo Villavicencio, Ibagué y Tuluá, hasta que tuvo que radicarse en Canadá.

Por eso, el Consejo de Estado condenó a la Fiscalía General de la Nación a pagar más de $460 millones de pesos, por el desplazamiento forzado del que fue víctima.

El demandante alegó que cuando se levantó la reserva de identidad de los fiscales especializados sin rostro, anteriormente conocidos como regionales, quedó expuesto y descubierto ante la delincuencia, lo que generó grave riesgo a su integridad y la de su familia. Incluso, las entidades de seguridad le recomendaron no ejercer su profesión porque corría un gran riesgo.

Los magistrados de las Sección Tercera le dieron la razón en que la situación de desplazamiento implica que las personas se ven obligadas a migrar o desarraigarse del lugar donde tenían su residencia o del lugar donde desarrollaban su actividad profesional, ante las amenazas a su vida e integridad física y libertad personal como consecuencia del conflicto armado interno y la violencia generalizada.

Se demostró que el demandante empezó a solicitar la protección desde junio del 2001, y solo se le ofreció la protección solicitada en marzo del 2002, por lo que el tiempo transcurrido denota una omisión, señala la sentencia.

La Fiscalía afirmó que el exfiscal estaba asilado en Canadá y no desplazado, y que se ofrecieron medidas de protección. Sin embargo, la Sala señaló que en el proceso no se acreditó la condición de asilados de los demandantes, sino su desplazamiento forzado dentro del país.

Los consejeros advirtieron que aunque la Fiscalía realizó actividades para brindar protección, esta no fue efectiva, pues tardó demasiado, al punto que las medidas fueron rechazadas por el afectado cuando se le comunicó su asignación porque se encontraba preparando su salida del país.

REDACCIÓN JUSTICIA