Archivo

Silleteros, más cerca de ser un Patrimonio Cultural

Aunque en 2003 la tradición silletera fue declarada como tal, cambios dejaron sin piso resolución.

20 de febrero 2014 , 10:58 a.m.

Anteriormente las declaratorias de Patrimonio Inmaterial Cultural de la Nación se realizaban por iniciativa de los gobernantes de turno a través de proyectos de ley.

Sin embargo, con el Decreto 2941 del 2009 se reglamentó que tenía que existir Plan de Salvaguardia, concertado con las comunidades, donde se presente la manifestación cultural.

Luego del cambio normativo los silleteros se organizaron y presentaron dicho requisito que, por dificultades metodológicas, no fue avalado por el Ministerio de Cultura.

Entonces, la Alcaldía de Medellín adelantó un convenio con el Instituto de Estudios Regionales de la Universidad de Antioquia (Iner), para garantizar que el proceso sea exitoso y se logren los fines del proyecto.

En el 2012 arrancaron con un estudio de la manifestación y en 2013 hicieron un diagnóstico identificando las problemáticas. Ahora, están en la etapa en la que se definirá cómo van a proteger la tradición: a través de mecanismos y proyectos.

Luego seguirá el proceso de concertación no solo con los silleteros, sino también con la Alcaldía, la Gobernación, el sector educativo y otros actores identificados.

Aunque no se tiene fecha exacta, Sonia Pineda, historiadora del Iner y una de las coordinadoras del Plan, cree que más o menos en noviembre lo presentarían ante el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural. Si todo sale bien, los silleteros tendrían su declaratoria antes de que termine el año.

La historiadora Luz Marina Jaramillo, de la Secretaría de Cultura Ciudadana, afirma que para la Administración es un tema prioritario: “La Secretaría considera fundamental que ese fenómeno sea sujeto de un Plan de Salvaguardia para estudiar su intríngulis: saber cómo funciona al interior de la comunidad y cómo se debe conservar y proyectar”.

Por su parte, Carlos José Atehortúa, presidente de la Corporación de Silleteros de Santa Elena (Cosse) que agrupa a 415 silleteros de la región, afirma que la declaratoria serviría, entre otras cosas, como mecanismo que los avalaría a ellos al igual que a los auténticos silleteros, ya que en otras regiones del país –como Pereira y Piendamó (Cauca)– “han querido suplantar a los silleteros de Santa Elena”.

Junto a Cosse otras cuatro corporaciones trabajan de la mano en el proyecto. Estas son la Corporación Internacional de Silleteros por el Mundo, Corporación Ecocultural Caminos del Silletero, Corporación Flores del Silletero y la Corporación Cultural y Ambiental Familia Londoño Londoño.

Víctor Casas
Para EL TIEMPO
Medellín