Archivo

El rojo vuelve a la Selección Colombia como segundo uniforme

La camiseta tiene visos azules y blancos. La pantaloneta es azul oscura y las medias rojas.

notitle
20 de febrero 2014 , 04:48 a.m.

Lo que miles de hinchas de la Selección Colombia estaban esperando se hace oficial. ELTIEMPO.COM conoció en exclusiva el que será el uniforme completo de visitante que vestirá la Selección Colombia en el Mundial de Brasil 2014. (Vea aquí imágenes del segundo uniforme completo de la Selección)

La camisa de color rojo tiene como intención “hacer honor a esa Selección Colombia de los años noventa que empezó a darle notoriedad y renombre al fútbol colombiano gracias a la destacada actuación del equipo en el mundial de Italia 90”, explica Adidas. (Vea: Así serán los uniformes de las selecciones en el Mundial Brasil 2014).

El primer uniforme, presentado en octubre del año pasado, comprende camisa amarilla con rayas diagonales, pantaloneta blanca y medias blancas.

El segundo uniforme, que estrenará la Selección –según confirma Adidas- en la próxima fecha Fifa programada el 5 de marzo, cuando enfrente a Túnez está inspirada en los diseños de los años 90 con una silueta y unos colores más modernos para representar esa faceta del país.

El color blanco en los hombros y el cuello hace referencia a la paz. Y el símbolo del cóndor con la frase “unidos por un país” se mantiene en la parte trasera de la camisa, al igual que en la de local y la ropa de entrenamiento.

A diferencia de la camiseta amarilla, el detalle del sombrero vueltiao en esta nueva versión está trabajado en relieve y no en color como en la camiseta local.

La camiseta se podrá encontrar en tiendas Adidas el 20 de febrero, mientras que el resto de la indumentaria se pondrá a la venta el día 21.

La camiseta está disponible en dos versiones de tecnología. La ‘ClimaCool’, que cuenta con zonas de ventilación y tiene un costo de $169.900, y la ‘Adizero’, a $274.000, una camisa más liviana que pesa solo 100 gramos, sin sacrificar la ventilación de la primera.

REDACCIÓN ELTIEMPO.COM