Archivo

Cosas que creemos los colombianos/ Postre de notas

Algunas creencias un poco absurdas o populares que tienen los colombianos.

notitle
19 de febrero 2014 , 09:40 p.m.

Hace unas semanas publiqué en esta misma columna las absurdas creencias que tienen millones de norteamericanos, entre ellas que los platillos voladores existen y que hay marcianos infiltrados en la Tierra. En esa ocasión pedí a los lectores que me ayudaran a recopilar creencias absurdas o populares de los colombianos. La que sigue es una antología de las numerosas colaboraciones que recibí y que agradezco.
Los colombianos creemos….
Que hablamos el mejor español del mundo.
Que entregar el salero mano a mano trae mala suerte.
Que existen los afrodisiacos. Algunos individuos están dispuestos a tomar extrañas combinaciones para mejorar, supuestamente, su desempeño sexual. Otros optan por fórmulas sencillas, como mezclar aspirina con Coca-Cola o echar en la sopa bórax (tetraborato de sodio, por si quiere ensayar).
Que bañarse después de almorzar puede llevar a la muerte.
Que los emplastos de cebolla cocida calman la fiebre. El niño, pobre víctima, al día siguiente se recupera, pero solo por el temor a un nuevo tratamiento con cebolla.
Que un chaleco formado con periódicos protege los pulmones del niño.
Que sin tetas no hay paraíso.
Que en la “primera vez” no hay riesgo de embarazo.
La noche del 31 de diciembre: que la ropa interior amarilla trae suerte; que dar vueltas a la manzana con una maleta propicia los viajes; que si se deja de comer una de las doce uvas habrá un mes malo en el año que empieza (y dos si son dos, etcétera).
Durante la Semana Santa: que no se deben tener relaciones sexuales el jueves santo, porque la pareja podía quedar pegada; que no hay que bañarse el viernes santo, porque sale cola de pez; que es importante estrenar vestido, porque trae buena suerte.
Que la aguapanela con limón cura cualquier gripa.
Que la panela tiene vitaminas (¿una melaza hervida por horas hasta llegar a 120 grados centígrados todavía tiene vitaminas?)
Que las hormonas que inyectan a los pollos afectan el crecimiento de las niñas.
Que un colombiano nunca orina solo.
Que las cosas llegan por obra y gracia del Espíritu Santo, razón por la cual hay que dejar todo en sus manos.
Que el trago combate el guayabo: muchos creen que el mejor remedio para calmar la resaca de la mañana siguiente a la borrachera es agregarle más licor.
Que lo que leemos, oímos y vemos en la prensa, radio y televisión es la pura verdad.
Que el himno nacional de Colombia fue clasificado como el segundo más bello del mundo (después del francés, que es el primero).
Que la presencia de un matapiojos anuncia visitas.
Que bañarse con agua helada en tierra fría sirve para forjar el carácter y templar el ánimo. (Quien haya vivido en una ciudad yerta como Bogotá o Tunja sabe que bañarse con agua fría en la madrugada es un crimen.)
Que el gobierno español está luchando de verdad para que nos quiten el requisito de la visa a Europa.
Que la Unión Europea nos la va a quitar muy pronto, por lo que ya no vale la pena hacer colas ni empapelarse en los consulados.
Que no se debe decir “poner” sino “colocar”, porque “solo las gallinas ponen”. Por esta razón hay gente que se coloca colorada y se coloca a pensar.
Que cubrirse la boca con un pañuelo evita el resfrío del “sereno”.
Que el jamón serrano elaborado en Pasto es igualito al español.
Que somos un país berraco, aunque no hemos podido solucionar una guerra interna desde hace 50 años.
Que somos muy, pero muy vivos.
Que somos muy, pero muy felices.

DANIEL SAMPER PIZANO.