Archivo

Pékerman, uno de los técnicos ausentes del seminario de Fifa en Brasil

En representación del cuerto técnico de Colombia está el preparador físico, Eduardo Urtasún.

notitle
19 de febrero 2014 , 03:01 p.m.

Nueve de los 32 técnicos de las selecciones clasificadas al Mundial no están en el seminario que se realiza en la ciudad de Florianópolis y en el que se abordan temas técnicos y de logística.

El entrenador alemán Joachim Löw permaneció en Europa para supervisar los octavos de final de la Liga de Campeones entre el Leverkusen y el Paris SG (0-4) el martes en la noche. Cesare Prandelli se quedó en Italia por "razones familiares", según dijo a la AFP la federación 'azzurri'. Otros ausentes fueron los DT de Argelia, Argentina, Bélgica, Chile, Colombia, Japón y Corea del Sur.

Tras la confirmación de Curitiba como sede del Mundial-2014 y problemas recurrentes en materia de transporte en Brasil, la Fifa intentaba el miércoles tranquilizar a los entrenadores de los equipos calificados a cuatro meses de torneo.

Una reunión con los técnicos se celebrará en la tarde después de una sesión de fotos y antes de una zona mixta con la prensa. La estrella de la reunión, más que el español campeón Vicente del Bosque o el francés Didier Deschamps, es el brasileño Luiz Felipe Scolar.

Agenda de preocupaciones

En un panel dedicado a temas de seguridad y previsto para este jueves se prestará especial atención a situaciones de violencia en el fútbol brasileño, como la brutal riña entre barra bravas en Joinville (sur) en diciembre o la invasión del centro de entrenamiento del Corinthians, que utilizará Irán, por parte de un centenar de hinchas del propio club a comienzos de febrero.

Eso sin contar las manifestaciones contra el Mundial-2014, sobre todo en Rio de Janeiro, que por lo general terminan en violencia. Este miércoles se abordaron otras cuestiones críticas en la organización del Mundial como el transporte de una sede a otra. Las delegaciones manifestarán sus inquietudes a partir de lo observado aquí y allá, incluida la carpa gigante que será instalada en el aeropuerto de Fortaleza por los atrasos en la construcción de la nueva terminal. Embotellamientos y retrasos.

Aunque la Copa Confederaciones de junio pasado, un torneo considerado un test antes del Mundial, fue considerada un éxito, también tuvo problemas. El equipo de Uruguay por ejemplo tuvo que cancelar su entrenamiento en Recife (noreste) por los interminables embotellamientos y los inmensos huecos en las calles, que eran de espanto.

"Pero problemas, todas las selecciones tuvieron", dijo a la AFP el entrenador 'celeste', Oscar Tabárez entre dos reuniones. "Estamos tranquilos", aseguró. Equipos como el español también tuvieron problemas de retrasos con sus vuelos. Y pueden volver a ocurrir incidentes como el de este miércoles de mañana, cuando la maleta del entrenador de Camerún, Volker Finke, quedó retenida en tránsito en Sao Paulo.

Brasil, que ha prometido organizar la "Copa de las Copas", se salvó el martes de la tarjeta roja cuando la Fifa confirmó a Curitiba como una de las 12 sedes pese a un serio atraso en las obras del estadio, después de semanas de suspenso sobre su futuro.

Otros participantes del seminario expresaron sus interrogantes con otras sedes aún no terminadas como Cuiabá (centro-oeste), en la que el gobierno ordenó un nuevo informe para medir los daños de un incendio la semana pasada, o Porto Alegre (sur), que la presidenta Dilma Rousseff inaugura el jueves, en medio de una polémica sobre estructuras temporales, que el club responsable del estadio (Internacional) se rehúsa a pagar.

Siete de los 12 estadios fueron inaugurados, seis de ellos utilizados en la Confederaciones (Belo Horizonte, Brasilia, Fortaleza, Recife, Salvador y Rio de Janeiro). El seminario se centró además en otros aspectos prácticos, como las obligaciones de los medios en el torneo y los problemas médicos.

La Fifa anunció el sábado que se hará un perfil biológico de todos los jugadores del Mundial, que serán sometidos a controles de orina y sangre a partir del 1 de marzo, para evitar casos de dopaje.

AFP