Archivo

Comandante del Esmad, culpable por lesiones

Se emitió un fallo condenatorio con relación a los hechos del 8 de junio del 2007 en una protesta.

19 de febrero 2014 , 11:19 a.m.

El juez tercero municipal de Manizales emitió un fallo condenatorio por el delito de lesiones culposas en contra de Libardo Fandiño Soto, quien en el 2007 se desempeñaba como comandante del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) en esta ciudad, que se vio involucrado en un enfrentamiento con un grupo sindical que adelantaba una protesta.

Durante los hechos, ocurridos el 8 de junio de ese año, el presidente de Educadores Unidos de Caldas (Educal), Juan Carlos Martínez, resultó herido de gravedad y perdió el ojo izquierdo cuando un miembro del Esmad le disparó, al parecer, con un arma de fuego.

Más adelante, una investigación a cargo de peritos de Bogotá, estableció que a Martínez le dispararon con un arma de manera horizontal o paralela al suelo.

A dicha investigación también se vincularon a Kevin David Castrillón, Edwin Rolando Tutistama y Juan Carlos Ceballos, integrantes del escuadrón, quienes manejaron los gases que se lanzaron ese día.

No obstante, “por problemas dogmáticos” se absolvieron “porque no se pudo establecer quién causó la lesión”, explicó el abogado del líder sindical, Rafael Mejía.

Señaló que esta decisión “deja un precedente importante que es la condena al comandante del escuadrón”.

Martínez, quien asistió a la audiencia en compañía de su familia, indicó que la sentencia le dejó un sabor agridulce, porque a pesar de que se culpó al comandante del Esmad, no se condenó a quien le disparó. “Si el fiscal hubiese hecho otra imputación de cargos, los cuatro involucrados hubieran resultado culpables”, dijo.

Por su parte, el abogado defensor de Fandiño, Jorge Daniel Carmona, aseguró que presentará el recurso de apelación. “Él (Fandiño) tenía la capacitación de procedimiento y manejo de personal, pero la utilización de armas es con estas personas seleccionadas, son ellos los que disparan, en ningún momento él utilizó estas armas”, dijo.

Añadió que, por el contrario, su apoderado “cumplió su deber legal”, que era preservar el orden público.

Para el próximo 7 de marzo a las 10 de la mañana quedó fijada la lectura de la sentencia al comandante que, según explicó Mejía, podría estar entre los 23 ó 25 meses de prisión, y es excarcelable.

REDACCIÓN MANIZALES