Archivo

Los pillaron

notitle
18 de febrero 2014 , 06:59 p.m.

Otra vez el telefonito cómplice pillándose picardías. Se repite la película, y no es de Woody Allen mientras dirige a Sofía Vergara y a Carolina Gómez, la gemela de Penélope Cruz. Su título: ‘Chanchullos en compras militares’. Que nos devuelvan la boleta; esa película ya la vimos. Años atrás leí en EL TIEMPO: ‘Investigan recargos escandalosos en compra de corbetas para la Armada’. Otro: ‘Investigan altísimos precios en reparación de fragatas colombianas en Alemania’. Y leímos algo jugoso en coimas y chanchullos: la millonaria compra de los aviones franceses Mirage que escandalizó a Colombia.

Aquí el deporte nacional es trampear al Gobierno en obras públicas, hospitales, facturas médicas, medicamentos y jubilaciones millonarias. Viejos titulares: ‘Una hermosa rubia recibió anticipos y engañó a los militares en venta de armas’. Reciente noticia en Cali: que se extraviaron de la Tercera Brigada centenas de revólveres decomisados. Recuerden esta: ‘Investigan malos manejos en la Caja de Vivienda Militar’.

Aumentan las especulaciones sobre ‘chuzadas’ a teléfonos de militares. En la política hay clima caliente. Ellas en la peluquería me preguntaron si sacarán a empujones de la lucha electoral a Enrique Peñalosa y Marta Lucía Ramírez. Eso aseguran y sería una jugarreta barata, un folclórico atropello antidemocrático. Y la pregunta del millón: ¿quién grabó a los militares y envió a la revista Semana? Eso quieren saber 787 periodistas, más el general Naranjo y Simón Gaviria, que hoy son los superagentes 007 del Gobierno. ¿Quién espía? Por radio dije que ese espionaje lo hicieron Tola & Maruja.

Entre tantos pánicos, hay un apunte cómico,del presidente Maduro, al decir que el expresidente Uribe organizó las protestas en Venezuela. Le faltó decir que también en Egipto, Marruecos y Ucrania. Otra perla folclórica: que en la venta de Isagén la firma comisionista se ganará cincuenta mil millones. Esa es una escandalosa comisión. Presidente Santos: ataje ese atropello económico contra los pequeños accionistas. Si cobran cinco mil millones es suficiente.

Aquí pasa angustia el gobierno por las ‘chuzadas’ y, al tiempo, las Farc en Cuba las celebran cantando con el Trío Matamoros que dice: “Mamá yo quiero saber de dónde son los cantantes, que los encuentro galantes y los quiero conocer con sus trovas fascinantes que me las quiero aprender... Serán de La Habana, serán de Santiago… Ya verán... Son de la Loma…”.

Poncho Rentería

Más columnas del autor

Shakira hizo el ridículo

Aquí toca reír