Archivo

Los antioqueños son los más ahorradores del país

Estudio concluyó que más de dos millones de paisas tuvieron cuentas de ahorros el año pasado.

18 de febrero 2014 , 06:26 p.m.

No es fortuita la percepción que existe sobre los antioqueños de ser tradicionalistas, conservadores y buenos negociantes.

De aquellos nacidos en esta región, que desde principios del siglo pasado enterraban el dinero o lo guardaban bajo el colchón, no ha habido muchas variaciones.

Datos arrojados por una investigación de la firma LiSim aseguran que, hasta junio del año pasado, 2 millones 689.031 antioqueños consumieron servicios de cuentas de ahorro en este departamento.

La cifra consolidó ese servicio financiero como el más utilizado por los paisas, seguido por la cuenta corriente con 135.264 y, en los últimos cuatro lugares, hablando de productos crediticios están las tarjetas de crédito, el crédito de consumo, vivienda y el microcrédito con 1.019.114, 679.450, 73.947 y 140.448 respectivamente.

Para Lilian Simbaqueba, presidenta de LiSim, las cifras reflejan un aumento en la cultura ahorradora de los antioqueños y del país mismo. Agregó, que ahora hay más opciones para manejar los ahorros y destacó que esa tendencia ha incentivado la utilización de servicios financieros.

“La cultura paisa es muy conservadora y eso es por la conciencia que existe de la importancia del ahorro y organizarse para el futuro”, explicó.

Pero no solo esa cultura ahorradora deriva en el uso de las entidades financieras. Otros modelos como las natilleras y los ahorros programados se abren camino y son muy utilizados en empresas, familias y comunidades.

Según Luisa Fernanda Gutiérrez, facilitadora del programa Grupos Locales de Ahorro y Crédito (GLAC), en el que hombres y mujeres de nueve municipios de Antioquia buscan recuperar la esperanza y fomentar la confianza en el otro mediante un sencillo y práctico método de ahorro, cree que “fomentar la cultura del ahorro en las comunidades genera tejido social y aporta a la construcción de confianza, respeto y solidaridad”.

Al respecto, Jorge Acosta, presidente de Coltefinanciera, afirmó que esa mentalidad e iniciativa ahorradora de los antioqueños es bien complementada con los coterráneos a los que también les gusta prestar. Por eso hay un gran porcentaje de entidades que hacen préstamos de vehículo, consumo y tarjetas de crédito.

“Aquí el ahorro se hace desde lo informal con las natilleras en empresas, hasta lo más formal con CDT y ahorros”, acotó, en tanto recalcó que los ahorros representan un producto preponderante en las utilidades de su compañía.

Otra explicación a la creciente utilización del ahorro, fue el reporte de aumento en el consumo de ese servicio en entidades bancarias por adultos mayores.

De acuerdo con la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras (Asobancaria), el 69,2 por ciento de la población adulta en Colombia cuenta con al menos un producto financiero.

También, los corresponsales bancarios crecieron en un 44 por ciento.

Víctor Andrés Álvarez
Redactor de EL TIEMPO
Medellín