Archivo

Verano genera primeros estragos en suministro de agua para Villavo

Hospital y barrios de la comuna dos, los más afectados por falta de agua en Fuentes Altas.

18 de febrero 2014 , 06:20 p.m.

El intenso verano que azota Villavicencio, con temperaturas superiores a 34 grados centígrados, comenzó a generar estragos en el suministro de agua.

En este momento, el más afectado es el Hospital Departamental, puesto que entró desde el martes pasado, y hasta nueva orden, en emergencia sanitaria.

La decisión se tomó porque para el funcionamiento general del centro asistencial –entre planta física y equipos– se requieren 60.000 litros diarios de agua y actualmente el suministro a través de carrotanques de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV) y Bomberos es insuficiente.

A partir de éste miércoles solo serán atendidas urgencias vitales y las cirugías programadas quedaron aplazadas, debido a que algunas máquinas especializadas requieren agua por sistema a presión y el agua no alcanza a subir a las salas.

El directivo lanzó un S.O.S., porque de continuar el desabastecimiento también comprometería el servicio de hospitalización.

Sin embargo, el hospital no es el único afectado, pues al menos media docena de barrios de la comuna dos también tienen problemas.

Al respecto, Héctor Andrés Castro, gerente de la EAAV, afirmó que la contingencia se debe a que los caños Buque y Maizaro, que abastecen la estación Fuentes Altas, bajaron drásticamente su caudal –de 120 litros a solo 60 litros por segundo–, lo cual obligó a activar un plan de choque.

El directivo hizo un urgente llamado a la comunidad a hacer uso racional del líquido durante los próximos días, pues la producción de agua en Quebradahonda –fuente de abastecimiento de la línea de conducción principal– mermó en los últimos días un 25 por ciento.

Ya hay sequía en algunos barrios

La comuna dos de Villavicencio, de la cual hacen parte más de 40 barrios del noroccidente de Villavicencio, es una de las más afectadas por la sequía.

Carmen Ramos, de la Junta de Acción Comunal del barrio La Isla, afirmó que hace cerca de 20 días se agudizó la falta de agua, la cual ahora llega a su casa por unas horas.

Además, para preparar los alimentos y consumir deben comprar el agua embotellada, lo cual también impacta su economía, pues algunos de estos barrios son estrato 1 y 2.

Al respecto, el gerente de la EAAV, reconoció que hay “algunos problemas”, los cuales se concentran principalmente en los barrios San José, La Isla, Azotea, Barzal alto y en el Hospital Departamental.

Indicó que por ahora mantendrán el suministro de agua por turnos y que reforzarán el suministro de agua a través de carrotanques, pero por ahora solo para centros asistenciales, y educativos de esta parte de la ciudad.

También bajó caudal en Quebradahonda

El reporte de la EAAV es que el caudal actual de Quebradahonda, que abastece a más de 300.000 personas en Villavicencio, es de 1.200 litros por segundo; es decir, 400 litros menos de lo que necesita la capital del Meta diariamente.
Por esta razón debieron ser activadas las plantas emergentes de Puente Abadía y Bavaria, los cuales suplen en el día
el déficit de agua.

REDACCIÓN LLANO SIETEDÍAS