Archivo

Hace 25 años

Víctimas de la improvisación, murieron siete personas y 170 más resultaron heridas, luego de que la plaza San Fernando, con capacidad para 2.000 personas, se desplomara durante la celebración del Festival de la Subienda. Fueron 10 segundos de terror para los 3.000 asistentes, que quedaron envueltos en una capa de polvo. Los toros, descontrolados, perseguían incluso a los heridos.

notitle
18 de febrero 2014 , 04:33 p.m.