Archivo

Viaje a la muerte con el Teatro de Los Sentidos

El grupo de Enrique Vargas presenta 'Pequeños ejercicios para el buen morir', su más reciente obra.

18 de febrero 2014 , 04:08 p.m.

Parece un asunto de vida o muerte, o al menos, esa es la mejor forma de definirlo. Cuando el público llega al escenario del Teatro de Los Sentidos, en Barcelona, lo reciben dos puertas: Pequeños ejercicios para el buen vivir y 'Pequeños ejercicios para el buen morir'. El espectador deberá elegir por cuál de ellas quiere entrar a esta propuesta teatral.

Ese es el comienzo de 'Pequeños ejercicios para el buen morir', nuevo montaje de este grupo de origen colombiano dirigido por el maestro manizaleño Enrique Vargas.

Siguiendo el estilo de este colectivo, la pieza plantea toda una experiencia sensorial en la que el público se enfrenta a sus concepciones más personales desde la entrada. “Es interesante porque nunca he visto tantos cambios de opinión en un mismo momento, una gente va a abrir una puerta y luego decide que prefiere la otra. Generalmente, las parejas se dividen ahí”, cuenta Vargas en conversación con EL TIEMPO.

Más que un montaje tradicional, Pequeños ejercicios para el buen morir es un juego, como lo define el propio Vargas, quien se reserva algunos secretos que el espectador debe descubrir por sí mismo. “No voy a decir qué hay detrás de las puertas. Es un juego y detrás de todo buen juego hay un misterio... Tiene que ver con el presente absoluto, tiene que ver con la celebración, el placer y la inmortalidad del instante”, adelanta.

El grupo estrenó la producción el año pasado en Bruselas (Bélgica) luego de su gira en Colombia, donde presentó la obra Oráculos en La Casa del Teatro Nacional. Después de su temporada en Barcelona, Pequeños ejercicios... irá a Japón, Francia e Italia.

Aunque Vargas tiene cerca de 50 años de experiencia en la escena teatral, también estudió antropología. Esa formación ha convertido al director en un filósofo con alma de poeta, que en cada frase suele soltar metáforas llenas de existencialismo.

“En el fondo, la significación de la muerte es algo cultural, pero también nos confronta profundamente a cada uno de nosotros. Entonces, esta es una obra para significar la muerte, la relación que tiene con la vida o si son la misma cosa”, argumenta.

Además de esta pieza, el Teatro de Los Sentidos estrenará este año en Dinamarca El corazón de las tinieblas, inspirada en la novela corta de Joseph Conrad, en la que Francis Ford Coppola se basó para su película Apocalypse Now.

Pero el proyecto más importante de Vargas es consolidar en Colombia una filial del grupo. Para cumplir ese objetivo, el año pasado el director hizo una serie de talleres en varias ciudades del país en los que instruyó a cerca de 150 personas en las ‘poéticas del sentido’.

“Hay un grupo que ya tiene experiencia profunda, entonces estamos con el interés y con la capacidad de volver en cualquier momento cuando se nos abra un caminito”, asegura Vargas.

Es una encrucijada más en la carrera del maestro manizaleño, que se fue del país hace más de 20 años y que siempre está buscándoles el sentido a su trabajo y a su propia vida, como lo hace el público de Pequeños ejercicios..., que, al final de cada función, debe sentarse a escribir su propio epitafio.

YHONATAN LOAIZA GRISALES
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO
@YhoLoaiza