Archivo

Alarma por presunto abusador de animales en Quimbaya (Quindío)

Las denuncias se están haciendo desde el 2012 pero en el 2013 aumentaron los casos.

18 de febrero 2014 , 01:38 p.m.

Junto a María Elena Arias y sus 27 mascotas, se recuperó una de las primeras perritas que resultó abusada sexualmente en el municipio de Quimbaya (Quindío).

María Elena la encontró en la calle, según contó. "La llevé al veterinario y se estaba recuperando hasta que llegó un señor que quería llevársela de nuevo, me hizo un escándalo y luego yo logré darla en adopción", recordó la mujer que lleva unos cuatro rescatando animales.

Lucy Gómez también halló otra perra con signos de violencia sexual. "La lleve al veterinario y estaba muy mal, tuvieron que aplicarle la eutanasia. En Quimbaya está situación se salió de las manos, y la policía ambiental no hace nada, queremos que se investigue a fondo", denunció Gómez.

Por eso, cansadas del maltrato a los animales, estas mujeres se unieron a otro grupo de personas y organizaron un cacerolazo, el próximo jueves a las 6:00 de la tarde en el parque principal del municipio.

Las denuncias vienen desde el 2012, pero aumentaron a finales del año pasado, según contó otra de las líderes de la marcha.

La mujer, que prefirió reservar su nombre afirmó que los animales desaparecen dos días y luego son hallados con ataduras en sus extremidades y con signos de abuso sexual. "Hay un degenerado en el municipio, lo que he visto aquí no lo visto en ninguna otra parte", dijo.

La versión se la confirmó a EL TIEMPO, el médico veterinario y especialista en pequeños animales, Julio Cesar Morales. Él atendió unos 10 casos de animales que presentaron estas señales.

"Los casos manejan el mismo patrón, perritas pequeñas, mansitas y que no están en celo, aparecen amarradas y con sus partes genitales destrozadas, de esas 10, tres murieron y las otras logramos recuperarlas", aseguró el veterinario.

Y agregó que "esos casos se dan por la falta de educación de la gente y por la sobrepoblación de perros que hay en el municipio. Con las jornadas de esterilización particulares, ya completamos 5.120 animales castrados, pero aún faltan", dijo

Natali Arenas Flórez, secretaria de Gobierno de Quimbaya dijo que detuvieron un habitante de calle, presuntamente responsable de estos actos.

"Lo llevamos al hospital mental de Filandia (Quindío) pero lo devolvieron porque no tenía Sisben, y porque determinaron que no es un enfermo mental, y como esa conducta (maltrato animal) no es un delito que se encuentre en el código penal, pues nuevamente está en las calles", informó.

El mayor Edward Laverde de estación de Policía de Quimbaya informó que de acuerdo a la información suministrada por la comunidad detuvieron a un habitante de calle sin embargo no se puede capturar sin una orden de un juez, y menos sin flagrancia.

Laura Sepúlveda Hincapié
Corresponsal de EL TIEMPO
Armenia